Inicio Columnas De adicto a ADICTO Mensaje de Vida

Mensaje de Vida

126
0
Compartir

Querido hijo:

Con el corazón en la mano, con toda la honestidad del mundo, quiero compartir contigo, la cruda realidad de la enfermedad que me atrapo de por vida, fue y es un cáncer mortal, sumamente compleja, es, muy triste la historia de mi vida, arruinada por el alcohol y las drogas, mucha gente dice que es un vicio, qué es cuestión de fuerza de voluntad, que muchos han podido dejar de beber de la noche a la mañana, pero en mi caso, no fue así, tuve que tocar fondos, crueles, duros, drásticos, tuve que perderlo todo y sufrir mis propias consecuencias, como el volverme loco, como el perderlo todo y estar en un pantano de arenas movedizas, que entre más caminas por el laberinto infernal, más te hundes. Yo empecé muy niño, a los doce años de edad, a sentirme muy cuco con cerveza y cigarro a mano, a sentir que pertenecía a un circulo de gente adulta, a sentir, falsamente el reconocimiento de estos borrachos, yo no sabe todo lo que la vida me ha enseñado respecto a esta maldita enfermedad, perra, perversa del alma, que yo llamo La Saliva del Diablo, que es incurable, progresiva, contagiosa, burlona y mortal, es compleja, no nada más es alcohol y drogas, son infinidad de detalles como los egos, los apegos, complejos, miedos, defectos de carácter, pereza y un mundo de cosas más que hacen de mi enfermedad un verdadero cáncer.

No es solo cuestión de alcohol y drogas

Esta enfermedad, es emocional, viene de una generación a otra y quien tiene antecedentes de alcoholismo o neuróticos está en un alto riesgo de caer en las garras de cualquier adicción, es también, una enfermedad mental, me invaden los pensamientos psicóticos, a veces recurrentes y patológicos, pensamientos en contra de uno mismo; un alcohólico como yo, tiene muchos problemas en la vida por su manera de pensar, es también una enfermedad física invadida por la ansiedad la que genera intranquilidad, inestabilidad y una enorme dependencia por alguna sustancia o conducta toxica, por supuesto, que esta enfermedad es incurable, progresiva y mortal, por desgracia la gran mayoría de las personas tiene esta herencia genética y neurótica, quiero decirte, que el primer cigarro, fumarlo es muy fácil, como lo es la primera cerveza, y por esa condición genética, por tus condiciones emocionales, como son tus heridas del alma, realidades que ahí están en tu ser, pero que pocos saben y conocen del tema, debes de saber que la adicción a las sustancias toxicas, nace por la ansiedad de tu cuerpo y entre más te metes, más quieres, hay quien comienza con un churro de mota, al año se chuta fácil diez diarios, de ahí brinca a drogas más fuertes como el cristal que provoca severos daños, a tu cerebro y cuerpo, mi recomendación es que no retes al destino, estas predispuesto a hundirte en este pantano y no salir nunca en la vida.

No es tu amigo, el que te invita a fumar y a tomar

¿Es adictiva la nicotina?

Sí. La mayoría de los fumadores utilizan el tabaco regularmente porque están adictos a la nicotina. La adicción se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de la droga, a pesar de las consecuencias negativas para la salud. Está bien documentado que la mayoría de los fumadores consideran el uso del tabaco un hábito dañino y expresan el deseo de reducir o descontinuar su uso. Cada año casi 35 millones de fumadores tratan de romper el hábito, pero desgraciadamente, más del 85 por ciento de los que tratan de dejar el hábito sin ayuda recaen, la mayoría en una semana. Las investigaciones muestran cómo la nicotina actúa sobre el cerebro para producir varios efectos. De importancia primordial con relación a su naturaleza adictiva están los hallazgos que indican que la nicotina activa los circuitos del cerebro que regulan los sentimientos de placer, también conocido como las vías de gratificación. Una de las sustancias químicas clave en el cerebro implicada en el deseo de consumir la droga es el neurotransmisor dopamina. Las investigaciones han demostrado que la nicotina aumenta los niveles de dopamina en los circuitos de gratificación. Esta reacción es similar a la que se ve con otras drogas de abuso y se cree que es la causa de las sensaciones placenteras que sienten muchos fumadores. Para muchos de los consumidores de tabaco, los cambios a largo plazo en el cerebro inducidos por la exposición crónica a la nicotina resultan en la adicción a la misma. La mayoría de los fumadores cree que el tabaco es dañino y expresa un deseo de querer disminuir o dejar de consumirlo. Alrededor de 35 millones de fumadores intentan romper con el hábito cada año. Las propiedades farmacocinéticas de la nicotina también aumentan el potencial para su abuso. Cuando se fuma un cigarrillo, hay una distribución rápida de la nicotina al cerebro, llegando la nicotina a su nivel máximo en los primeros 10 segundos de haber sido inhalada. Sin embargo, los efectos agudos de la nicotina se disipan rápidamente en conjunto con las sensaciones de gratificación asociadas, lo que hace que el fumador continúe dosificándose repetidamente a lo largo del día para mantener los efectos placenteros de la droga y evitar el síndrome de abstinencia. Es sumamente peligroso, el cigarro contiene más de 4 mil sustancias químicas, toxicas, 9 de ellas, las usan para procesar la cocaína, por esa razón es altamente adictiva y despierta tu ansiedad, de ahí, consumes cada vez más alcohol y buscas sustancias más duras como el cristal, cocaína o la misma heroína.

Todas las drogas y conductas toxicas TE ANIQUILAN

Mi nivel de ansiedad era muy alto, llegue a fumarme hasta tres cajetillas de cigarros al día, me empinaba una botella al día de vodka, inhalaba entre diez y quince pases de cocaína, me inyectaba tres miligramos de morfina sintética en la mañana, tres al medio día y más tres en la noche o más, usaba cualquier tipo de antidepresivos, no comía, no dormía, fui víctima de mis delirios de persecución, mis delirios auditivos marque unas profundas ojeras en mi rosto, flaco, muy flaco, llegue a pesar menos de 50 kilos, destruí mi casa, loco, generaba que adentro de los ductos del aire acondicionado, había dos tipos escondidos que iban a bajar as matarme, dormía con cuchillos, apaniguado y una de tantas veces que pise un hospital, ayudado por mi mujer, que entraba y salía de la casa, del Castillo de Drácula, yo la corría con insultos y ridiculizaciones, entonces me interno en una clínica, llegué en calidad de muerto, con una piel amarillo cenizo, se me marcaban los huesos de la cara y cuerpo, ella estaba embarazada de mi Gabo, que ahora tiene 20 años y el médico internista, cuando me vio de pies a cabeza, le dijo en secreto a mi esposa.- Señora.- No se espante, pero su marido tiene SIDA.- Imagínate el impacto para una mujer embarazada y que el papa de su hijo tenga el VIH, mi mujer se hundió en un llanto, me hicieron todo tipo de análisis, como si el doctor llevara comisión de todo el gasto que su estudia suposición me costó, Gracias a Dios, no tengo el virus, pero ese era mi aspecto, no dabas por mí un cacahuate, nada que ver con el periodista radiofónico que fui, exitoso, propositivo, con un vasto auditorio y nivel de credibilidad que igual que me vida, se fue de mis manos.

Nadie escarmienta en cabeza ajena

Mi vida diaria, en mis primeros 18 años libre de drogas, se nutre de contacto directo con mi enfermedad a través del contacto con drogadictos y su familiares, hay dolor, frustración, culpa, angustia, tristeza, hay tantas cosas como la impotencia de una madre que no puede hacer nada más que ver como su hijo se desmorona ante la mariguana, ver, como un ser humano se auto destruye, como yo lo hice. Me hace muy feliz dar el mensaje a los niños, trabajar con adictos menores, ayudar a la familia y sobre todo, escribir mi columna por semana y llenarme de luz, cuando alguien hace referencia a mi artículo del domingo pasado y me hace un comentario alentador y me dicen.- Síguele, échale ganas.- Me lleno de ternura cuando ellos, los niños, lloran con mi testimonio, se identifican, me miran con esperanza y les digo.-Si yo pude, si yo he podido, tu papa va a poder,. Yo lo vivo en carne propia y se cómo está el problema del mundo, se del alto riesgo que tienen los niños de ahora, en México, estamos cruzados de brazos, el CONADIC y muchos organismos estatales y municipales, son una vergüenza, una carga presupuestal, refugio de burócratas empedernidos, ignorantes, mediocres que no saben ni papa del cáncer que tenemos, lo mismo sucede con la mayoría de las Fiscalías que no han comprendido que la inseguridad se gesta por las adicciones y conductas toxicas. Sé que podemos darle el blindaje a nuestros hijos, podemos guiarlos por otros caminos, lejos de las adicciones y conductas toxicas y se, qué por desgracia serán los fondos que habremos de tocar los que nos harán actuar.- Deserción escolar, delincuencia juvenil, violaciones y delitos sexuales, suicidios, trastornos alimenticios, adictos a nuevas adicciones, violencia doméstica, divorcios, niñas madres, depresión…. Qué más quieren?- Gracias por leerme y más por escribirme ernestosalayandia@gmail.com sigue la huella twitter @teo_luna, búscame en Facebook Mas artículos míos en ernesto@montrealquebeclatino.com.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here