Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

 

Todas las áreas de la salud recomendaremos siempre hacer ejercicio, por todos los beneficios que éste acarrea, ejercicio recurrente, frecuente y constante, con objeto de tener un efecto de total beneficio para su salud y su desarrollo físico saludable, mejorando su movilidad y su calidad de vida, asimismo mantenerse en su peso y tener una oxigenación adecuada al corazón y al cerebro.

Pero qué cree, querido lector, la práctica de su ejercicio favorito lo puede llevar a presentar cierto riesgo para su salud, sí, la aparición de una lesión deportiva, de aquí que se requiera guardar ciertos cuidados, dependiendo el ejercicio que usted decida practicar, pero lo más verídico es que sí debe  realizar ejercicio.

Entendiendo por daño o lesión una herida,  una enfermedad o un golpe que se ocasiona en el desarrollo de alguna o cualquier actividad deportiva, llegando a clasificarse como agudas o por uso excesivo.

En cuanto a las agudas para lesiones en los músculos, por traumatismo directo, como una contusión o como una herida. Traumatismo indirecto: son aquel tipo de lesiones como esquinces, tirones y ruptura muscular, existen lesiones en los tendones, como una tendinitis, que no es otra cosa que la inflamación de un tendón, así como una tendosinovitis,  inflamándose los tendones y la capsula sinovial. Lesiones en los huesos, la periostitis, que se presenta en la capa que cubre al hueso, una inflamación en el periostio y las zonas más comunes son las costillas y la tibia.

Las fracturas óseas, como la lesión más común, y no es otra cosa que un hueso roto, pudiendo ser completa, parcial o incompleta, y es con mucho la lesión más dolorosa, dependiendo el hueso o los huesos que se lleguen a fracturar, dependiendo el deporte que practique, con una total incapacidad funcional y con una deformidad de esa extremidad muy severa y grave.

Lesiones en los ligamentos, los esquinces,  como una elongación, torsión o ruptura de algún ligamento articular o extrarticular, por sobre extender la elasticidad y el límite de la articulación, siendo por grados desde 1 hasta 3, que es la ruptura de un ligamento. Lesiones en las articulaciones, luxaciones y artritis de tipo traumático, como las lesiones del tobillo al sobre extenderlo, lesiones en los meniscos de la rodilla, con el consiguiente derrame articular, muy común en los jugadores de soccer.

Aquí menciono lo que refiere Fernando Trujillo, Maestro de Educación Física, como consejos para evitar lesiones en el ambiente: cuidar el sitio donde correremos, el estado del pavimento, la temperatura del medio ambiente, tener el equipo adecuado, en ropa y en calzado, hacer una revisión médica previa, cumplir las normas y reglas del deporte que practique, fortalecer las áreas que se usarán, como piernas, brazos y el cuerpo, realizar un calentamiento adecuado y un estiramiento como ejercicio de baja intensidad antes de terminar su ejercicio.

Las lesiones deportivas son para muchos deportistas un mal necesario, ya que algunas lesiones se logran al realizar un esfuerzo exagerado y al llevar la reintegración al ejercicio, el deportista vendrá más fuerte y más maduro, pero existen lesiones que retiran a los jugadores de su vida deportiva y, peor aún, les deja una lesión total y permanente de alguna extremidad, pero como decía Galileo Galilei “y aun se mueve”, así debe ser un ser humano en su vida, moverse, hacer ejercicio a sabiendas que puede llegar a tener una lesión deportiva.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here