Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

 

Un maltrato físico, verbal, social, psicológico, de una persona o de un grupo de personas hacia otra u otras gentes, los anglosajones ya lo bautizaron como bullyng y no es más que ser constantemente molestado.

Este maltrato común llamado bullyng no es tan moderno, ya que ha existido por siempre, solo que la forma de encararlo, la forma de enfrentarlo, ya es distinta; ahora existen puntos de vista de psiquiatras, psicólogos, sociólogos, antropólogos, médicos, sociólogos y cada uno da su versión y su explicación a esto.

¿Pero qué hay de fondo? Una guerra de aceptación a un grupo social específico, de una persona distinta a ese grupo, donde entran color, raza, idioma, escolaridad, belleza, sencillez, educación, en fin, todo aquello que a un grupo social o persona no sea de su completo agrado.

¿Cuál será la conducta? Agredir, lastimar, descalificar, ofender a esa o esas personas, y juegan papel importante cultura, educación, idioma, raza, en fin, todos los estereotipos de las personas y para fácil comprensión de esto le pongo un ejemplo no tan actual pero real, la guerra que hasta el momento actual sufren los afroamericanos en la Unión Americana, como tuvieron que vivir realmente una revolución, desde Martin Luther King y Malcolm X, para que tuvieran derecho a votar, a subirse al mismo camión, a jugar el mismo deporte y el estereotipo de ser negro, aun actualmente no se lo quitan, aunque ya haya habido un presidente  afroamericano, sigue ese cierto favoritismo, proteccionismo y apoyo al blanco por ese grupo social, según ellos ya lo resolvieron, pero usted y yo sabemos que no.

Hoy día el estereotipo de rechazo, pleito, pelea y agresión en ese país, es contra el hispano, mexicano específicamente, con una base xenofóbica brutal.

Ahora vamos a nuestro entorno, en una secundaria, la que usted quiera, en un grupo que lleva desde la primaria junto, y que llega en segundo año una niña blanca, bonita, bien presentada y con mejor preparación que todos los alumnos de ese grupo, el grupo en casi su totalidad rechazará a la nueva, viste mejor, habla mejor y trata de ser protagonista siempre, esto será motivo para que sea agredida y no sólo por uno, sino varios de ese grupo, ofendiéndola y faltándole al respeto siempre y tratando de descalificarla, hacerla quedar mal y sobre todo molestar, molestar y molestar con objeto de frenarla a como dé lugar.

Aquí, querido amigo, es donde todos como sociedad hemos fallado, en vez de hacer y enseñar a nuestros hijos a tener tolerancia, aceptación y criterio de discernir qué tipo de persona me conviene para convivir con ella, culta, educada, con los mismos intereses, buscamos o enseñamos a descalificar.

Escribo este el Día del niño 30 de abril, aquí en México, el futuro de nuestro país, pero qué futuro le vamos a dejar a personas que todo el tiempo estén enojadas, buscando cómo van a tirar al de enfrente, que busquen el lado débil de cada persona, que critiquen y agredan, ya que como adultos lo hacemos.

Qué pasaría si los enseñáramos a ser valientes, a encarar los cambios con valor, a aceptar que llegue a mi grupo, a mi ciudad, a mi pueblo, cualquier tipo de gente y si es gente buena, educada, competir yo con ella en muy buena lid, con el objeto de mejorar, mejoró mi vida, mejoró mi relación y eliminaremos ese fantasma de rechazar lo nuevo, los cambios y a descartar a las personas.

Más del 30% del acoso es social, rechazo por rico, pobre, bueno, malo, guapo, feo, etc., etc.; le sigue el hostigamiento, molestar a esa persona como siguiente forma de agresión, manipulación, coacciones, exclusión social, intimidación, agresión y amenazas.  Y todo esto ha llevado a una descomposición social, con acosos, bullyng, violaciones, homicidios y suicidios.

Todos, absolutamente todos, tenemos culpa de esto, y si alguien llega a morir es la sociedad la enferma, como seres humanos cuya base de la sociedad es la familia y la célula de formación es el matrimonio y los hijos, debemos tener mejor educación, formación y aceptación de un mundo cada día más global y menos local.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here