Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Un libro de corte administrativo, gerencial, le dio cabida a este término que hemos usado en todas las carreras, el término de “nivel de incompetencia”,  el nombre del libro “The Peter Principle”, que describe como la idea de realizar ascensos en una empresa, a un empleado que se había desempeñado perfectamente en un puesto,  al ascender a otro puesto de mayor jerarquía, mejora su productividad, mejora su apreciación y su sueldo y esto lo obliga a tomarlo, y podrá desempeñarse adecuadamente, pero cuando sube a nivel gerencial o CEO o Director, no es capaz de desarrollar su actividad adecuadamente, estancando al directivo, en un puesto para el que no es competente, aquí  es donde el síndrome de Peter, se presenta y podemos decir; que esa persona  llego su nivel de incompetencia, de aquí, que todos los profesionistas, debamos estar , siempre en constante preparación, en cursos, en áreas de preparación tanto, éticas, morales, administrativas y en nuestra área médicas, para cuando jerárquica-mente;  llegue ese ascenso, sepamos desarrollar esa actividad, y no caer en este nivel de incompetencia, que aparece claramente en el libro que escribió Laurence J. Peter y Raymond, desgraciadamente, esto es muy común no solo en nuestro país, sino en todo el mundo.   Este libro que surgió, como una parodia, se tornó en una triste realidad en los ámbitos, administrativos y gerenciales; afectando en una forma sustancial a un trabajador, que desarrollaba adecuadamente una labor en una área, y que al ascenderlo, será totalmente incompetente para, desarrollar un puesto directivo,  le recuerda esto algo, vio a alguien así, o le sucedió a usted, al  ver colocado en un puesto alto, a una persona equivocada, no se frustre,  eso pasa en casi todas las compañías y en áreas administrativas y gerenciales, sabiendo que se debe escoger, a alguien que si pueda desarrollar adecuadamente ese puesto.  Esto sucede en empresas que tienen un sistema piramidal y si a esto agregamos;  aquel favoritismo y compadrazgo, entre trabajadores y ascensos, esta patología será más grave para esa empresa, dañando la productividad y la imagen de la misma. Imagínese esta situación, hipotética claro: cuando uno o varios de los puestos de responsabilidad, están ocupados por ese tipo de empleados ,con un alto nivel de incompetencia, la toma de decisiones, el planteamiento de la empresa será totalmente errónea, llegando en ocasiones a ser hasta catastróficas para esa empresa.    Gracias a esta aseveración y a este hallazgo se han incrementado, el desarrollo organizacional en las empresas, donde se premia a cada empleado en su área, operativa inicialmente, y cuando desarrolla una capacidad adecuada, no porque haga bien el trabajo actual, sino cuando demuestra, que será capaz de desarrollar bien el trabajo ascendente, en la pirámide hasta llegar al puesto gerencial, o un puesto de dirección, no por llevar bien su manejo base, se puede pensar que sea un buen administrador, de aquí, ha surgido en el desarrollo, palabras como asesoramiento, capacitación, coaching, desarrollo, en fin todo aquello que facilite, el trabajo organizacional de un líder, de una empresa. Escribo esto querido amigo, con el objeto de que usted, este donde este, haga lo que haga, evite llegar a ese nivel de incompetencia, mejor capacítese, prepárese, aprenda, el terminar una carrera, de licenciatura, maestría y –o doctorado, no lo hace erudito en su campo, mejor prepárese,  usted, su familia y su empresa o negocio se lo agradecerá, ya podríamos dejar de ver tantas personas, sin preparación y con un alto nivel de incompetencia, realizando labores, para las cuales no están ni preparados, ni capacitados.  Nuestro país lo requiere, nuestra sociedad lo necesita y sobre todo nuestros hijos, aprenderán y tendrán un futuro mejor. Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here