Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Asumir que todo estará bien es una regla humana, y habla de buena fe y de mejores intenciones, pero, querido amigo lector, el diablo no descansa, nadie nos puede garantizar que un embarazo, en sus 42 semanas de gestación, en sus 9 meses lunares, no habrá alguna alteración que haga que ese embarazo se torne altamente peligroso para la madre y el hijo, incluso poner en peligro al binomio como dicen en ginecología.

Nuestra cultura no está inmiscuida en la prevención, en la atención pre parto, en la vigilancia, estamos acostumbrados a acudir a nuestro médico en el momento que se nos presenta una complicación o un problema, pero debemos, en base a estos espacios y todos lo que podamos, hacer llegar a la comunidad, esa necesidad de ser más preventivos que curativos, y en este caso en especial que ahora toco, es en el embarazo, y aquí, querido amigo es vital, no por una vida sino por dos, que usted acuda con especialistas en eso, Ginecología, ya que ellos deberán vigilar cómo llega a ese embarazo, cómo está en peso, talla, exámenes de sangre y qué le hace falta para llevar un adecuado desarrollo de ese ser que se está formando en su interior.

Ir cada mes a su control con su médico especialista en Ginecología y obstetricia, le dará más certidumbre y tranquilidad en el desarrollo de su embarazo, le pedirá exámenes de sangre, le medirá su abdomen y le verá su producto en base a un ultrasonido que ellos hacen mensualmente.

Algunas personas llegan a pensar que hacerse solo el ultrasonido es suficiente, y no, deben saber cuánto pesa, cómo va su desarrollo y determinar si algo viene mal y actuar inmediatamente, si a usted le sube el azúcar en el embarazo y si le sube la presión durante la gestación, y si así fuera tomar las medidas, así como los medicamentos indicados para llevar a ese bebe a feliz término.

No se imagina lo frustrante que es ver a una madre que acude a consulta con su niño o niña, que presenta problemas serios de salud desde una parálisis cerebral infantil, enanismo, síndrome de Turner, Síndrome de Kleinfelter, síndrome de Down,  hidrocefalia, en fin, muchas enfermedades que pudieron haberse detectado a tiempo y haber podido hacer algo y prevenir las enfermedades como la eclampsia, como una enfermedad que se presenta en el embarazo y que debe ser vigilada estrechamente.

¿Por qué acudir a control del embarazo con un ginecólogo o ginecóloga?

Porque es vital para la madre y para el producto, dicen es que todo siempre viene bien, y si no viniera debe de dejar de doler gastar de 400 o 500 pesos por la consulta con su médico, que le incluirá su ultrasonido, y así poder saber cómo está su hijo o hija en su embarazo, mes con mes, parecería mentira que prefieren gastar en otra cosa para su auto o para su casa, que en la salud de su esposa y su hijo.

Yo si la invito, querida lectora, si está embarazada acuda a consulta con su Ginecóloga o Ginecólogo.

Vaya este artículo como un reconocimiento a los ginecólogos y ginecólogas de esta ciudad de  la cuenca del Balsas, por su valiosa cooperación al traer sanos y salvos a los bebés de esta zona.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here