Inicio Columnas Salud en el Balsas Efecto de las radiaciones no ionizantes en la salud

Efecto de las radiaciones no ionizantes en la salud

795
0
Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

 

En todos los tiempos los seres humanos hemos estado expuestos a radiaciones de tipo ionizante, que es la que existe en los rayos X, radiografías y todo tipo de tomografías y resonancias, situaciones a las que nos enfrentamos cuando nuestro médico nos solicita algún estudio radiográfico o cuando pasamos por aeropuertos o retenes que usan Rx, para detectar tráfico de estupefacientes o armas.

Pero existe otra radiación que es la no ionizante y esa, querido amigo lector, la tenemos con un uso más común y a veces indiscriminado, no solo nosotros, sino que hasta nuestros hijos están expuestos a este mal del siglo XXI.

En nuestros días tenemos radiaciones no ionizantes casi en todos lados, fíjese usted, son esas ondas que salen de todos los equipos electrónicos como celulares, microondas, teléfonos satelitales, WiFi, teléfonos inalámbricos, los accesos a diferentes equipos de tipo Bluetooth, tablets, computadoras, laptop, bueno, querido amigo, hasta el control remoto de su televisor está basado en este tipo de ondas electromagnéticas no ionizantes, en este caso de tipo infrarrojo.

Ha existido en el ambiente médico y técnico la pregunta en el aire: ¿Qué tanto afectan estas ondas electromagnéticas a un ser humano? Sabemos que este tipo de ondas son sencillas, de baja ondulación y no tienen la característica de agredir al genoma, directamente al DNA, de los seres humanos, mucho menos de afectarlo o de mutarlo, con lo que se desencadenará un tipo de alteración incluso hasta neoplásico (cáncer), sabemos que es mínima la dosis de radiación ionizante por ejemplo en un control remoto, pero si le unimos todos artefactos que se usan al día, ya podremos decir que sí estamos expuestos a una buena cantidad de ondas no ionizantes. Incluso la OMS (Organización Mundial de la Salud), ya considera las radiaciones no ionizantes como potencialmente cancerígenas, ya que por haber tantas, en 2011, indicó a la IARC, grupo encargado de investigaciones contra el cáncer, que investigara si este tipo de radiación no desencadena de alguna forma un cáncer en los seres humanos, sobre todo, usando los objetos inalámbricos.

El estudio no fue concluyente, pero ya se tiene en investigación qué tanto puede este tipo de radiaciones no ionizantes desencadenar alteraciones de tipo cancerígeno, teniendo más cuidado y énfasis en niños, mujeres embarazadas, pero insisto, querido lector, ninguno de los estudios realizados, ha sido concluyente.

Desde su aparición se ha investigado concienzudamente en miles de artículos y en ninguno de ellos se ha confirmado alguna lesión o complicación con el uso de los artefactos mencionados de tipo electromagnético, y vaya que los usamos actualmente, controles remoto, hornos de microondas, celulares, tabletas, bocinas inalámbricas con bluetooth, en fin, son innumerables vías de contaminación.

Es cierto, aún no se ha confirmado nada, pero algo debe de causar en el cuerpo, que desgraciadamente afectará de alguna manera a un organismo, y lo que sí se ha confirmado es el daño a la vista en computadoras, celulares y tabletas, en el oído con audífonos que al ser inalámbricos sufren descargas subiendo el volumen súbitamente, causando un baro trauma positivo desencadenando daño auditivo. Y el más común de los problemas, el distraerse al caminar por ir viendo el celular o la Tablet y caerse, o al conducir con el celular en la mano, que tantos accidentes ha causado.

Al ser estos artefactos de generación de ondas electromagnéticas no ionizantes de baja intensidad, no han demostrado algún daño, pero la misma OMS no deja de investigar el daño que, a la larga, pudieran desencadenar este tipo de exposición.

De todo esto se desprende que sería lo ideal disminuir el abuso de este tipo de aparatos, que, aunque no se ha confirmado el daño, pudieran desencadenar como en el caso del mismo celular, un rompimiento entre las relaciones interpersonales al evadir a un ser humano con su celular y olvidarse de platicar y convivir con el resto de la sociedad.

Debemos aceptar el cambio a la tecnología actual, debemos de tomarlo como eso, un avance tecnológico que tenemos a la mano para facilitarnos la comunicación y el abordaje de la multiplataforma, pero de ninguna manera puede ser un tipo de vida, un sustituto de las relaciones interpersonales o intrafamiliares, ya que dejaremos de ser seres humanos para convertirnos en autómatas.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here