Inicio Columnas Salud en el Balsas Tratamiento para Helicobacter Pylori

Tratamiento para Helicobacter Pylori

710
0
Compartir

Ya una vez hecho el diagnóstico de Helicobacter Pylori en un paciente, el tratamiento médico en base a fármacos será imprescindible para erradicarlo, aún para los pacientes en ausencia de síntomas, ya perfectamente estipulado para pacientes adultos y niños, no importa el tipo de la patología digestiva que presente cada individuo.

Como médicos estamos obligados a dar tratamiento para erradicar a la H. Pylori, el tratamiento tanto en niños como en adultos es la triple terapia, con una curación hasta del 90%, combinado dos antibióticos y un anti secretor ácido. En pediatría recomiendan sales de bismuto en esta fase, pero solo en los niños, en adultos usamos omeprazol, claritromicina y amoxicilina, al igual en niños, la carga antibiótica es para la claritromicina, pero debemos entender que en un antibiótico muy fuerte para la mucosa gástrica y es justo donde se presenta la patología.

Existen en el mercado hasta incluso ya preparados con las dosis, a prueba de errores, caros, pero que facilitan los tratamientos.

La terapia y la efectividad va en relación con la duración de este tratamiento, siendo el promedio de dos semanas de tratamiento, los 14 días, sobre todo en niños, en adultos muchas veces nos tenemos que ir hasta más de 14 días, días en que estará tomando dos antibióticos y un protector gástrico el paciente, siendo los antibióticos muy agresivos para su mucosa gástrica, y a veces por lo agresivo de los antibióticos suelen suspenderlo, ya sea por las gastritis que les causan la ingesta de ese tipo de medicamentos o  bien sea por las diarreas al ingerir la amoxicilina, de aquí que se deba investigar el cabal cumplimiento en el tratamiento. En la práctica el omeprazol recomendado inicialmente se cambió por lanzoprazol, pero se puede usar cualquier inhibidor de la bomba de protones, así cada médico estructurará su tratamiento, pero debe cubrir dos antibióticos y un inhibidor de bomba.

En Pediatría se usa más Omeprazol, Subcitrato de bismuto, amoxicilina, metronidazol y claritromicina, a dosis terapéuticas por kilogramo de peso por día, una vez terminado el tratamiento antibiótico se debe de tener en mente el diagnóstico básico de cada paciente ya que el tratamiento de rescate con inhibidores de la bomba de protones, o antagonistas H2 deberá continuar hasta que el padecimiento esté controlado.

Desgraciadamente si el tratamiento inicial falló por los 14 días, se deberá de repetir previo control de monitorización de presencia de H. Pylori, ocasionalmente en forma empírica se cambian los antibióticos, con muy buenos resultados, pero deben ser monitorizados con cultivos incluso de H. Pylori por endoscopía o en forma indirecta con determinaciones Ureasa, o bien con pruebas corroborativas de actividad de la presencia de H. Pylori, en el adulto se usa para monitoreo test de aliento en base a urea-C13. Tenemos considerado ya sobre todo en el área pediátrica, aunque en adultos los usamos frecuentemente, la tetraciclina, las quinolonas, rifampicina y la rifaximina.

Como antibióticos alternativos de aquí que las fórmulas existentes en el mercado, de medicamentos con dos antibióticos y un inhibidor de bomba, estas ya preparadas, hayan caído en desuso, dada la resistencia y lo caro de esos productos.

Solo de mencionar que las quinolonas no son tan indicadas en pediatría, pero sí las llegan a utilizar los pediatras, ya que las dosis ponderales aún no están de todo establecidas.

Todo un reto el manejo para erradicar al famoso Helicobacter Pylori, relativamente fácil erradicarlo en una dosis inicial de ataque, pero llegar a dejar perfectamente limpio un estómago que ya cuenta con H. Pylori, es un reto de la consulta diaria, ya que fácilmente se vuelve a reactivar y parecería que no se ha dado tratamiento, es menester trabajar conjuntamente con el paciente, para poder vivir una vida sin actividad de esta bacteria, que es la desencadenante de gastritis, úlceras e incluso se le ha asociado con el cáncer gástrico.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here