Inicio Columnas Salud en el Balsas Probióticos, prebióticos y simbióticos

Probióticos, prebióticos y simbióticos

292
0
Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

El término Probiótico fue elaborado del griego PRO: en favor de, BIOS que significa vida, y OTICOS, de raíz de antibiótico, que son” microorganismos vivos que al administrarse en cantidades adecuadas ejercen una acción benéfica sobre la salud del huésped”.

Así lo mencionan Peña y Madruga, en su capítulo sobre probióticos en la patología digestiva en el libro de Tratado de Gastroenterología Pediátrica, y que deben reunir ciertas características para poder ser llamados probióticos; como son que tenga una capacidad de preparación y almacenamiento a gran escala, sin dañarse, que sea de procedencia humana, que tenga efectos positivos sobre la salud y la respuesta inmune de un ser humano, que no sean patógenas (que produzcan alguna enfermedad), que tengan capacidad de adherirse a la superficie de las mucosas intestinales y que  prevengan la colonización de patógenos, que sobreviva y tolere los cambios de pH y ácidos intestinales y que se elimine sin dañar el intestino, que sobreviva adecuadamente en el intestino humano, no conjugarse con las sales biliares, que sea estable frente a los ácidos y la bilis.

Estos probióticos son llamados Lactobacilos, con hasta 21 subtipos, los Bifidobacterium; con 6 subtipos, los Enterococcus; con 5 subtipos, los Saccharomyces; con dos subtipos, y otros. De estos, los dos primeros son los más comúnmente usados, y los primeros son los más conocidos, ya que son los más comercializados.

¿Cómo actúan? Protegen a un ser humano de bacterias agresivas como barrera y como modulación de reproducción bacteriana, para lo cual deben contar con tres mecanismos de acción:

  1. a) compitiendo en espacio, nutrición y crecimiento, en una competencia que predominan evitando desarrollo bacteriano patógeno.
  2. b) Produciendo antibióticos naturales, de aquí que fueron llamados probióticos, produciendo helveticininas, curvacitinas, latocinas, que funcionan como antibióticos naturales.
  3. c) Disminuyendo el pH intestinal, al producir ácido láctico, produciendo un ambiente hostil, para el desarrollo de bacterias patógenas.

También estimulan la capacidad fagocitaria de los leucocitos mejorando las defensas, locales intestinales, llegando a lograr reforzamiento en las barreras intestinales de defensa, desinflamado el intestino, y normalizará la función intestinal adecuadamente, y atenuar las reacciones de hipersensibilidad.

¿Para qué las usamos?

Como apoyo en el tratamiento de la diarrea aguda, prevenir las diarreas ocasionadas por antibióticos, prevenir la diarrea aguda, apoyo en el tratamiento de la intolerancia a la lactosa.

Los PREBIÓTICOS aparecen en 1995, siendo un ingrediente natural o sintético, que ayude al huésped en la producción y control de bacterias en el área del colon, son resistentes a las hidrolasas del intestino, o se absorben, compiten metabólicamente con bacterias patógenas, dañinas para un organismo, produce metabolismos y productos útiles a un organismo, así tenemos que teóricamente cualquier alimento que llegue al colon sin ser degradado será un prebiótico, fibra dietética, almidón, como oligosacáridos no digeribles, NDOs, entre ellos destaca la lactulosa, el lactitiol y la lactosacarosa, estos usados más como laxantes y protectores intestinales.

SIMBIÓTICOS; esto es una mezcla de un probiótico con un prebiótico, y que en la práctica diaria han mostrado mucha efectividad en la función intestinal, alimentaria y de defensa contra microorganismos intestinales.

Encontramos actualmente en el mercado varios productos que están elaborados con lactobacilos de tipo probiótico, que son los más comúnmente explotados en el mercado, con muchas marcas comerciales que ya incluyen lactobacilos en sus preparaciones, en algunos se ha exagerado su función y en otros se ha menospreciado, por eso, querido amigo lector, nadie como su médico para indicarle justamente los probióticos, los prebióticos o definitivamente el uso de simbióticos.

Gracias por leer este artículo, esperando que le sea útil.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here