Inicio Columnas Salud en el Balsas Artritis idiopática juvenil. Doblemente dolorosa

Artritis idiopática juvenil. Doblemente dolorosa

117
0
Compartir

 

No sabemos a ciencia cierta cómo se desencadena una AIJ (Artritis Idiopática Juvenil), lo que sí sabemos que es una enfermedad autoinmunitaria, y una explicación breve pero sencilla, dice que el mismo cuerpo elabora toxinas que dañan las articulaciones y, querido amigo lector, yo le llamo doblemente dolorosa, ya que es muy dolorosa a los huesos, y es en un niño o joven menor de 13 años, debiendo hacerse el diagnóstico lo antes posible para que éste no avance hasta una forma totalmente incapacitante y minimizar los efectos tan dolorosos y destructivos en esos jóvenes pacientes.

Y se ha llegado a concluir que no solo es una enfermedad, sino que son un conjunto heterogéneo de enfermedades, es un diagnóstico que se hace por exclusión, ¿qué quiere decir esto? que no hay una prueba clínica totalmente fidedigna para hacer el diagnóstico definitivo.

Muy común en mujeres hasta un 75%, tiene la peculiaridad de presentar alteraciones articulares y extra articulares, que son las que dificultan mucho el diagnóstico final, y lo más común es que afecten a una sola articulación, pero puede ser poli articular en un 40%, o sistémica en un 10%.

Los primeros síntomas se presentan alrededor de los 6 años, de raza blanca, es muy común, y uno de los datos que nos ayuda a hacer un diagnóstico rápido y oportuno es que el 25% de esos niños y jóvenes presentan alteraciones oculares, como asimetría pupilar, uveítis, iridociclitis, en fin, patologías oculares, aunada a la mono artritis, nos deben hacer pensar en una AIJ, siendo la sintomatología ocular más severa antes de los 16 años, siendo la patología inicial muchas veces, y no solo eso, sino hasta colitis, espondilitis, sarcoidosis, tuberculosis, sífilis, etc., etc.

El área de Pediatría ha creado incluso tablas como guías para el diagnóstico precoz de problemas de artritis juvenil. Llegando a la conclusión clara de que todos los pacientes que sean portadores de cualquier tipo de artritis, en la etapa juvenil deberán ser valorados por oftalmología, cada año incluso con patologías hasta cada 6 meses, los manejos que se les dan a estos chicos, con corticoesteroides e inmunosupresores, hacen que se presenten otro tipo de patologías, como infecciones y alteraciones en las defensas que llegan a presentar conjuntivitis, uveítis, ojo rojo, dolor ocular, visión borrosa y alteraciones en la pupila, que muchas veces contribuye al diagnóstico de la artritis.

Una prueba que contribuye al diagnóstico es la presencia de anticuerpos antinucleares (ANA), Enzima de conversión de angiotensina (ECA), lisozima sérica y antígeno (HLA), así como otros exámenes que contribuyen a la realización del diagnóstico por exclusión.

Deben ser valorados por un oftalmólogo que le valorará la funcionalidad de esos ojos y cómo están adaptándose a tener la artritis juvenil, buscar sinequias (cicatrices) dentro del ojo, valorar su agudeza visual, la presión intraocular, muy en especial valorar el fondo de ojo, buscando edema macular y lesión en el nervio óptico, buscando el Síndrome de Reiter (lesiones oculares degenerativas).

El tratamiento inicial es con AINES (antinflamatorios no esteroideos), hasta donde el cuerpo de la paciente lo soporte, se agregan corticoide, como la prednisona inicialmente a razón de 1 mg/Kg/día, se deberá pensar en los anti metabolitos como Metotrexato, Azatioprina, agresivos para la mucosa gástrica pero muy económicos y no tan agresivos, así como inhibidores del factor de necrosis tumoral como Etanercept, más agresivos y caros, pero muchas veces necesarios.

Los equipos perfectamente capacitados para estos manejos son Pediatría, Reumatología Pediátrica y Oftalmología Pediátrica, hacer el diagnóstico lo más temprano posible y de iniciar inmediatamente actividades deportivas o físicas, que eviten atrofias musculares, informar perfectamente a la familia de las lesiones, la situación, el manejo y las posibles complicaciones si llegaran a abandonar los tratamientos, esto facilitará la evolución de cada paciente, padecimiento, repito, doblemente doloroso por el dolor que causa la enfermedad en sí y por afectar a menores de edad.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here