Inicio Columnas Salud en el Balsas Leptospirosis: zoonosis muy frecuente

Leptospirosis: zoonosis muy frecuente

128
0
Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Es una enfermedad generada por otros animales, por eso la llamamos zoonosis, que se anida en el humano y que es causada por una bacteria llamada Leptospira (Leptospira interrogans). La contaminación más común es por contacto directo con orina de animales vacunos, bovinos o equinos contaminados, y que tuvieron contacto con agua, que a su vez, está o estuvo en contacto con humanos, más común en época de lluvias por la contaminación de mantos acuíferos y la contaminación de ríos y lagos, con orina de las bestias.

Las manifestaciones clínicas pueden ser desde muy leves hasta graves, siendo de vital importancia el diagnóstico oportuno para evitar brotes en áreas poblacionales grandes y con esto evitar epidemias.

La OMS (Organización Mundial de la Salud), nos menciona que debemos investigar contacto, ya sea por diversión o de tipo ocupacional, con aguas que pudieran estar contaminadas con orina de bestias que fueran potencialmente infectadas por la bacteria desencadenante, y en pacientes con fiebre, escalofríos, conjuntivitis, dolor de cabeza, dolor de cuerpo y con cierto color amarillo en los ojos y en la piel (ictericia), nos deben hacer pensar en Leptospirosi.

Como se presenta en zonas endémicas de dengue, zika, y chinkungunya, es fácilmente confundida. Enfermedades estas con las cuales debemos hacer diagnóstico diferencial, el sitio de dolor más intenso es en la pantorrilla, en el área muscular, sitio que nos debe hacer pensar en contaminación por Leptospira.

Existen 4 tipos, desde el más grave IV Meningitis y/o meningoencefalitis con hemorragia pulmonar y falla respiratoria, III; Síndrome de Weil; con ictericia franca, datos de falla renal, hemorragia y miocarditis con alteraciones en el ritmo cardiaco, II cuadro grave de tipo gripal con dolor muscular severo, y I cuadro gripal leve sin problemas graves.

El cuadro clínico no es muy característico, se presenta en zonas templadas, pacientes con temperaturas altas, y que aumenta en los periodos de lluvia, haciéndolos más fuertes y frecuentes.

Muchas enfermedades, aparte de las mencionadas, se pueden confundir con una leptospirosis, como son gripe común, fiebre amarilla, rickettsiosis, brucelosis, malaria, meningitis de otra etiología, intoxicación alimentaria o sustancias toxicas, fiebre tifoidea, hepatitis virales, VIH infectado, toxoplasmosis y mononucleosis infecciosa.

Si ve, querido amigo lector, son varias enfermedades que se pueden confundir fácilmente con una leptospirosis, de aquí que debamos estar pendientes y tenerla en mente, ya que enfermedad que no es pensada, enfermedad que no es diagnosticada.

La principal fase de la prevención de una contaminación es mantener a las bestias de alguna región siempre sanas y bajo estrecha vigilancia por un veterinario, zootecnista y que estén bajo tratamiento antiparasitario constante y siempre, y al entrar a zonas donde exista agua como ríos, lagos, lagunas, sean bestias perfectamente sanas y no contaminen el agua, ya que incidentalmente un ser humano se irá a bañar a esa agua y adquirirá la infección.

Bañarse en ríos y aguas que sepamos que no fueron usadas por bestias, como baño o abrevadero, y al primer síntoma acudir con su médico de confianza y explicarle el antecedente, para que el médico tome en consideración que al estar en contacto con aguas potencialmente infectadas por Leptospira, será usted altamente posible que presente una contaminación que pudiera ser desde leve a grave como se lo mencionamos.

Nuestra zona, por ser templada y calurosa, y ahora en época de lluvias podríamos ser infectados, por lo que se recomienda tener cuidado y sobre todo, informar, sí, querido amigo, informar a su médico para que él lo tome en consideración.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here