Inicio Columnas Salud en el Balsas Análisis clínicos, importancia y su abuso

Análisis clínicos, importancia y su abuso

389
0
Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Las pruebas de laboratorio o análisis clínicos son aquellos que se toman del paciente, sano o enfermo, con el objeto de valorar alguna desviación de su salud, como pruebas biológicas, pueden ser de sangre, orina, excremento, tejidos, secreciones, semen, flujo vaginal, líquido cefalorraquídeo, en fin, todos aquellos fluidos que son parte de un cuerpo humano, que requiera ser estudiado.

Su Médico es el indicado para solicitar los exámenes y aquí, querido amigo, existen tres tendencias actuales, que son unas desviaciones claras del procedimiento real:

1.) Que el Médico ordene todos los exámenes que están en una hoja de laboratorio. No es necesario, sobre todo si ya tiene un diagnóstico presuncional, es mucho el gasto para un paciente y/o para una institución, hacer tantos exámenes que no son necesarios, los laboratorios felices por solicitar algo que no será útil, se sugieren los básicos anualmente, pero no más allá de eso, en algunos casos es una cantidad de exámenes incluso inútiles, y caros.

2.) Que el paciente, por sus conocimientos en el tema, vaya y se tome exámenes, los más comunes como el básico y las reacciones febriles; cientos de pacientes, con el objetivo de ahorrarse una consulta médica, se hacen exámenes que la mayoría de las veces son improcedentes, innecesarios, ni los requieren, son gastos personales excesivos.  Que están buscando algo, sí, de acuerdo y lo peor de todo es que no saben qué buscan.

3.) Un vecino o un médico que no está cerca del paciente o por una consulta telefónica, le solicita exámenes para que se los lleve a un médico y le diga qué es lo que tiene.

Estas tres desviaciones son de lo más común que se puedan imaginar, se debe pensar en la utilidad de los análisis clínicos para cada caso en particular y valorar al paciente, interrogar, explorar y en base a eso, solicitar solo los exámenes de laboratorio que sean requeridos, para corroborar el diagnóstico, no solicitar todos los laboratoriales, no son adivinanzas, nos basamos en criterio clínico y médico para solicitar exámenes.

Como médicos tratamos pacientes no hojas de laboratorio ni placas radiográficas, tratamos a un ser vivo, que el laboratorio y las radiografías nos ayudarán o nos descartarán, pero siempre ordenadas con un criterio médico adecuado.

Se deben realizar exámenes básicos a pacientes de control cada 6 a 12 meses y que estos nos ayuden a valorar el estado clínico de cada paciente, en ese control anual. Valoración que les sugerimos a los pacientes sea rutinaria, cada año como máximo.

A nivel Institucional se puede realizar este tipo de estudios, que son rutinarios. Y el objetivo es diagnosticar tempranamente una diabetes, una hipertrigliceridemia, una hipercolesterolemia, una hiperuricemia, en fin, esos padecimientos crónicos degenerativos, que debemos vigilar estrechamente en todos los pacientes sin importar su edad.

Los laboratoriales son parte del proceso de atención de un paciente, y parte importante y complementaria, pero nunca serán el inicio de una revisión médica. Cambiar ese paradigma y modificar las conductas ya establecidas en un grupo social es muy difícil, pero no imposible, el hecho de escribir este tipo de artículos, es crear conciencia y mejorar la cultura médica de la población, con el objeto de facilitar su atención médica con su médico y usted pueda obtener los mejores resultados en su próxima consulta con su médico tratante, por favor deje que el propio médico le solicite los exámenes que requiere, no todos, pero si los que requiera, y usted no se mande hacer exámenes porque su vecina le dijo o ella se los tomó o le dijo su sobrina que es enfermera, que se los tome, espérese, igual y ni los va a ocupar su médico.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here