Inicio Columnas Salud en el Balsas Problemas respiratorios secundarios a reflujo gastroesofágico. Tos y ERGE

Problemas respiratorios secundarios a reflujo gastroesofágico. Tos y ERGE

246
0
Compartir

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Nos hemos presentado en la consulta diaria, entre la consulta de Otorrinolaringología y entre la consulta de Gastroenterología, que un alto número de pacientes presentan datos francos de una faringitis o tos crónica, con una faringe sana o casi sana, esto quiere decir sin datos francos de infección, cuadros que llegan a desencadenar incluso bronquitis y casi cuadros semejantes al asma, que deban ser tratados con antibióticos o con manejo antiinflamatorio, broncodilatadores y antialérgicos y aparecen las preguntas ¿por qué?, ¿qué desencadena esta nueva forma de patología faríngea?

Y es donde aparecen los datos de nuestro enemigo número uno en el esófago, el Reflujo.

Así es, querido amigo lector, este reflujo que ha modificado actualmente su cuadro característico o patognomónico, como decimos los Médicos, era clásico, aquella época en que se presentaba, ese clásico cuadro de regurgitación ascendente por el esófago, característica del ácido gástrico y la pepsina y el bolo alimentario tan irritante, con ardor y sensación de quemadura, sucede que ahora mucha gente ya ni lo siente, otra pregunta, ¿por qué?, no, no hay cambios genéticos, ni el esófago es más resistente, ni la garganta es débil y el esófago ya no percibe ese molesto ácido, la respuesta diría yo, no está en el viento, está en el uso, el abuso y la indiscriminada administración de los IBP (Inhibidores de la Bomba de Protones), ahí está una solución a un gran problema, pero nos ha traído grandes complicaciones, como este ERGE (Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico), silenciosa, apagada, no lesiona en estómago ya que justo ahí inhibe el ácido, pero el que llega a salir hacia la parte superior del esófago no es percibido por el esófago, pero llega hasta la faringe y quema literalmente, así es, quema la faringe y las cuerdas bucales, no sólo generando una tos seca constante irritante y hasta una disfonía o afonía, llegan a dejar totalmente ronca a una persona o bien afónica (muy común en maestros, locutores, guías de turistas, en fin, todas aquellas personas que viven de su voz), y como ironía de la vida, trataremos la tos bloqueando el ácido, esto hasta hace diez años no era común como lo es ahora, más bien era raro.

De ahí que el tratamiento integral de esa tos es entre otorrinolaringología y gastroenterología, y entre ambos controlar esa patología, que en este nuevo milenio hemos visto aparecer.

Suena raro al decir tengo tos porque tengo reflujo, ya ha tenido incontables tratamientos con antibióticos, antitusígenos y no he logrado mejorar por más de tres meses, de aquí, que aparezcan los inhibidores de la bomba de protones, raro, extraño sí, pero también muy común, y con una endoscopía del tubo digestivo alto, podemos fácilmente esclarecerlo, esta es una indicación de endoscopía, tratamiento médico con inhibidores de la bomba de protones o bloqueadores H2, y quien hace 10 años nos iba a decir que íbamos a tratar la tos con antiácidos y a realizar endoscopías, tomar biopsias de esófago y verificar en la faringe directamente o en cine, el movimiento de las cuerdas vocales y la quemadura que en ellas se presentan, así como la inflamación tan severa que se presenta en la glotis, las carinas faríngeas y la severa irritación ácida en faringe.

Con el advenimiento de los IBP, hubo una parte muy buena, la disminución ostensible de la cirugía esofágica del tipo vagotomía troncular, la sección de nervios duodenales, para disminuir la cantidad de ácido que produce el estómago, hay más número de curaciones de gastritis y de úlceras, que las que había antes, disminuyendo las terribles complicaciones como sangrado o perforación, cada vez más raras, es más barato un tratamiento médico que un quirúrgico, y con menos traumas, pero nos ha dejado esa latosa tos, ese espasmo bronquial, que en ocasiones se llega a confundir con asma.

De aquí que siempre insistiré, no se automedique, no abuse de los omeprazoles, pantoprazoles, lanzoprazoles, rabenprazoles, espere a que su médico se lo indique y úselo adecuadamente, por el tiempo y las dosis que su médico le indique.

He visto, que cada paciente se toma solo lo que cree que le hará bien o lo que no cree que le sirva de su receta médica o sea recorta la receta, por razones más de desconocimiento que por lo económico no se  toma su tratamiento completo,  pero recuerde, su médico hace su receta integral para su curación, nunca se le dará medicina que no está pensada y calculada con su peso y su padecimiento, para su curación.

Gracias por leer este artículo.

Comentarios

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here