Sentencian a 49 años de cárcel en EU a La Barbie

0
143
Edgar Valdez Villarreal (a) La Barbie, fue sentenciado a 49 años de cárcel en Estados Unidos y a pagar una multa de 191 millones de dólares. (Foto de archivo de El Universal).

El narcotraficante Édgar Valdez-Villarreal, alias “La Barbie”, fue sentenciado en Estados Unidos a 49 años y un mes de cárcel y el pago de una multa de 192 millones de dólares por narcotráfico de cocaína y lavado de dinero.

La Barbie, nacido en Estados Unidos, es considerado una de las figuras más importantes del cártel de los Beltrán Leyva. “Pasará casi el resto de su vida en una prisión federal”, dijo el fiscal estadounidense Byung J. Pak.

Es recordado por la sonrisa que exhibió aquel 31 de agosto de 2010, cuando fue presentado ante los medios de comunicación en el Centro de Mando de la Policía Federal, después de haber sido detenido en el Estado de México.

Ocho años después, quizá ese gesto retador desapareció por completo del rostro de Édgar Valdez Villareal, “La Barbie”, al enterarse de la condena de 49 años de prisión que una corte de Atlanta, Estados Unidos, le impuso por los delitos de tráfico de cocaína y lavado de dinero; así como una multa de 192 millones de dólares.

Valdez Villareal, acostumbrado a grandes lujosos y fiestas, fue jefe de sicarios y después operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva. Se le consideró  un delincuente sumamente violento, que desde muy joven escaló posiciones en la carrera criminal.

Era conocido por reír mucho cuando estaba con sus amigos y organizar lujosas fiestas en lugares exclusivos en el puerto de Acapulco, en las que bebía champagne Moët & Chandon, su favorita.

De acuerdo con autoridades, el apodo de “La Barbie” lo recibió de su entrenador de Fútbol Americano, cuando estuvo en Estados Unidos, donde nació, debido a su piel blanca, cabello rubio y ojos claros.

EL UNIVERSAL publicó en septiembre de 2015 que Valdez Villareal se inició al lado de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de los hermanos Beltrán Leyva, como parte del círculo de protección que tenían estos capos, quienes en 2008 rompieron su alianza, tras la captura por el Ejército de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, en la ciudad de Culiacán.

“La Barbie” nació en Laredo, Texas,  y desde muy joven llegó a ser jefe de sicarios por su habilidad como negociador y para eliminar a los enemigos del Cártel de Sinaloa. Pasó de ser un simple sicario, al brazo ejecutor de “El Chapo” Guzmán, a través del cuerpo de seguridad denominado “Los Negros”, creado por proteger al Chapo después de que se fugó del penal federal de Puente Grande, Jalisco. (El Universal Online).