Incentivará Mariano Ortega inversión privada y pública para atender rezagos urbanos y sociales

0
132
Mariano Ortega Sánchez, candidato del PAN, PRD y MC a presidente municipal, incentivará a inversión pública y privada para abatir los grandes rezagos que tiene el municipio.

Por Félix R. Rivera Radilla

 

Mariano Ortega Sánchez, candidato a presidente municipal por la coalición “por Michoacán al Frente”, se pronunció por aprovechar la coyuntura que representa el hecho de que el gobierno federal está impulsando en esta región, el establecimiento de una de la cinco Zonas Económicas Especiales del país, para acortar la distancia que hay entre la inversión industrial y social, y sobre todo, recuperar la cantidad y calidad de los servicios y apoyar el establecimiento de la infraestructura que hace falta al municipio.

Si bien aceptó que son tres años de gestión como alcalde, dijo que por ello se debe aprovechar la experiencia como gobernante y alinear políticamente la toma de las decisiones, porque, explicó, son senadores, diputados y gobernadores, quienes tienen la posibilidad de impulsar con recursos federales y del estado, los proyectos que son necesarios para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de este municipio.

Mariano Ortega, dijo que, luego de diez años de que le correspondiera a él ser por primera vez alcalde del puerto, ha encontrado en la actual campaña prácticamente las mismas condiciones del pasado. Hay comunidades y la propia cabecera totalmente desatendidas por las pasadas y actual administración, y más allá de la falta de servicios existe un rezago acumulado que evidencia la brecha que hay entre la inversión en la industria, y la necesaria para la generación de los servicios públicos.

Agregó que hay una insuficiencia de infraestructura urbana; nos falta, dijo, un espacio para el deporte de alto rendimiento, una central camionera, un terreno para destinarla a las instalaciones de la feria, un centro de convenciones digno, además de mejorar aspectos de vialidad y conectividad como es el distribuidor vial de “Las Adelitas”, mejorar la carretera  entre La Orilla y La Mira y, por supuesto atender el cuello de botella que se está convirtiendo el libramiento de la ciudad.

En aquellos proyectos en los que tenga que intervenir la iniciativa privada, señaló, el gobierno municipal, debe incentivar las inversiones; hay 28 hectáreas del predio El Manglito que pueden destinarse a algunos de ellos, como se hizo en su momento con la donación del terreno para la construcción del necesario Hospital Regional a cargo del gobierno del estado y que al final, no tuvo las condiciones necesarias para el proyecto y donde se construirá ahora la Universidad Politécnica.

Tras calificar como grave la situación del desequilibrado crecimiento de la población, porque nos vamos quedando atrás y cada vez se abre más la brecha de la desigualdad que es necesario evitar, Mariano Ortega puntualizó que el gobierno municipal va a participar en ello al eficiente los servicios que presta la administración y hacer una revisión a conciencia del estado de la nómina.

Algunas de los proyectos anteriores, dijo, podrían ser atendidas muy bien por la iniciativa privada, otros, por la propia Administración Portuaria Integral y el gobierno federal que, si busca detonar y que se convierte la ZEE en una cosa de éxito, debe apostar también a la infraestructura urbana y los servicios. Si el desarrollo Económico de ese proyecto no se mejora en la calidad de vida de quienes que vivimos, sería un fracasado total, señaló.

Explicó que ha sido una batalla que la Apilac se involucre en el desarrollo de la ciudad, pero esto puede ocurrir  con voluntad, a la par que se  modifica la ley de puertos para que se incentiva la de ese organismo en la inversión social, el consejo de administración de la Apilac puede bien aportar recursos para proyectos más urgentes.

Mi reto, dijo finalmente, es bajar los recursos, públicos y privados para servicios, equipamiento e infraestructura del municipio, dijo al recordar que en su pasada administración, en los primeros tres meses se invirtieron  unos 156 millones de pesos para cambiar todo el sistema de drenaje y agua en el fundo legal, una adicional inversión para recuperar la planta de tratamientos de aguas negras, cuyo resultado permitió vender agua gris a la empresa ArcelorMittal, y sostener con recursos propios de la administración, un generoso programa de cero baches y de limpieza de la ciudad y sus tenencias, además de sostener programas sociales como becas a menores y despensas para adultos.