Pide arzobispo solidaridad con indígenas desplazados por la violencia

0
449

Acapulco, Gro., 5 de agosto de 2018.- El arzobispo Leopoldo González González pidió solidaridad con los indígenas, quienes son los más afectados por “este fenómeno de desplazamiento forzado” por conflictos relacionados con la violencia e inseguridad en el país.

En un comunicado, el prelado católico dijo que de acuerdo con el informe Episodios de Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México 2017 de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, 20 mil 390 personas fueron víctimas de desplazamiento forzado interno, de los cuales 12 mil 322 eran personas que pertenecían a pueblos originarios.

Detalló que el desplazamiento forzado el año pasado se presentó en 79 localidades de 27 municipios de nueve estados y que la entidad con mayor número de episodios fue Guerrero con siete.

Aseguró que el llamado del Papa Francisco en la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado es acoger, proteger, promover e integrar a los desplazados.

“Un deber de solidaridad, al comprender las dificultades por las que están pasando estas personas”, expresó.

Añadió que desde la fe, las personas deben de reconocerse como una sola familia, porque todas tienen el mismo derecho de gozar la tierra.

“No podemos ser indiferentes con nuestros hermanos que, obligados por la violencia o la necesidad, salen de entre nosotros o llegan a la periferia de nuestras ciudades, cada uno podemos hacer algo por ellos, dejarnos orientar por estos cuatro verbos nos pone en la ruta de la construcción de la paz”, exhortó.

En relación al Día Internacional de los Pueblos Indígenas que se conmemora el próximo 9 de agosto, hizo un llamado a que se tome conciencia del valor, la riqueza y el aporte de ese sector a la sociedad.

Recordó que en el estado habitan cuatro etnias indígenas: náhuatl, na savi, me’phaa y amuzga, quienes representan aproximadamente el 17 por ciento de la población y siguen siendo los más marginados.

“Ellos constituyen la primera raíz, la más antigua, de la identidad de nuestros pueblos.

Las regiones indígenas de La Montaña y la Costa Chica son las que padecen más rezagos en salud, educación, vivienda, servicios públicos, nivel de ingresos”, expresó.

Agregó que “los afromexicanos constituyen otra raíz que fue arrancada de África y traída aquí como gente esclavizada y están ubicados, sobre todo, en la región de Costa Chica, conservando rasgos culturales propios, pero con dificultades para su integración social”. (Quadratín).