Estamos dejando un relleno sanitario “controlado”: Servicios Públicos Municipales

0
571

Por: César Cabrera

De acuerdo con José Enrique Maldonado Vázquez, director de Servicios Públicos Municipales, la administración que está próxima a concluir deja un relleno sanitario “hasta el momento controlado”.

Indicó que a diferencia del 2015, donde la situación fue “crítica” debido a que se encontraba al límite de su capacidad inicial y prácticamente a nada de ser clausurado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SERMANAT), para esta ocasión el relleno cuenta con un espacio “constantemente disponible”.

Lo anterior, porque se optó por utilizar la referencia de crecer de manera ascendente, a fin de que siga estando sobre el área de la membrana.

“Recordarte que la membrana está sobre una pendiente en la parte baja de la sierra del municipio y que en este sentido, se tiene que crecer como una pirámide, que vaya en escalafón hacia arriba; va reduciendo su espacio, sí, pero va agarrando un nivel que sostiene la basura sin tener el riesgo de que haya deslaves o fugas de basura por las corrientes de agua en tiempos de lluvias”, explicó.

Agregó el funcionario que la basura es cubierta con tapas de tierra y que la atención del relleno fue una prioridad del alcalde, Armando Carrillo Barragán, quien asegura giró instrucciones al departamento que dirige para que siempre se contará con equipo y maquinaria que permitiera el control en cuanto al destino final de los recursos.

Al cuestionarle sobre su capacidad actual, Maldonado Vázquez dijo que es “indeterminado”: “Puede crecer todavía a una altura de nivel de 20 metros sobre un superficie equivalente a 10 – 12 hectáreas. Si a futuro se viene el proyecto del alcalde sobre una recicladora, eso reduciría los desechos de un 100 a un 30 por ciento”, avizoró.

Al insistir en el tema, el responsable de Servicios Públicos Municipales hizo un llamado al próximo Gobierno Municipal a que mantenga las actividades que por el momento se emprenden en el lugar, mismas que no han permitido una degradación o deslaves por acumulamiento de basura, ya que se mantienen controlados a través de los canales de agua.

“La administración que viene tiene el espacio suficiente para igual, sus tres años sacarlos sin problemas”, afirmó por último.