Niega gobierno municipal que vaya a sindicalizar trabajadores

0
484

Por Francisco Rivera Cruz

En los días que le restan al periodo de gobierno no se ampliará la membresía del sindicato que representa a los trabajadores municipales, respondió categórico el gobierno porteño al señalamiento de que sindicalizaría a un grupo de empleados que compraron la plaza, derivado de acuerdo entre sindicato y autoridad.

“No es una negativa a beneficiar a más trabajadores, es sencillamente una postura responsable para evitar heredar un problema financiero a la ya próxima autoridad municipal que está por asumir la administración”, según expresó mediante un comunicado el gobierno de Armando Carrillo Barragán.

Previamente a través de las redes sociales se difundió a forma de denuncia que la fortuna del dirigente sindical Humberto Soberano se iba a incrementar porque había acuerdo de sindicalizar a un costo promedio de 20 mil pesos y el alcalde Carrillo estaba de acuerdo dado que muchos de los incluidos son familiares suyos o de quienes fueron colaboradores en su gobierno.

Una larga lista daba cuenta de una parte de unos 150 candidatos a sindicalizar, señalando a familiares de asesores, de regidores que están terminando funciones como Judith Carrillo Chacón, Jacobo Pedraza Huerta, Ana Elsa Ramos Lamas y Rosalía Magaña León.

Ante los señalamientos por parte de quien en las redes sociales se identifica como Ricardo Lemus, y cuyos apuntes acompaña de calificativos a varios funcionarios que supuestamente participan o incluyen a sus familiares, Arnulfo Mora, Jefe de Comunicación Social, salió al paso para desmentir.

“La autoridad municipal actual niega categóricamente acuerdo alguno para ampliar la membresía del gremio sindical que representa a los trabajadores al servicio del Municipio. Se sostiene y se remarca, no habrá ampliación de plazas sindicales, no en lo que resta el periodo de este gobierno; es decir, hasta el 31 de agosto que concluye el (actual) mandato”, anotó.

Poco después emitió comunicado en el que se indica que “Más allá de poner en problemas al próximo gobierno, corren el riesgo los propios sindicalizados si en su momento la administración no tuviera los recursos para hacer frente a los costos que representa el aumentar más plazas”, lo cual habría recalcado el edil Armando Carrillo.

Dice en el cuerpo de la nota que por su parte, el área jurídica del Ayuntamiento “recalcó que no hay notificación oficial respecto a una supuesta demanda de la dirigencia sindical que estaría solicitando a un Tribunal determine sobre más plazas al sindicato. Al respecto, el presidente municipal sostiene que no hay conflicto laboral alguno con el sindicato”.

“Durante nuestro periodo de gobierno hemos actuado con toda responsabilidad en el trato con los trabajadores y hemos cumplido las prestaciones convenidas durante los tres años, incluso, algunas que venían en rezago de gobiernos anteriores y eso lo acepta la propia dirigencia del gremio y con esa misma responsabilidad hemos demostrado al sindicato la imposibilidad financiera para cumplir a un mayor número de sindicalizados”, se abundó.

“Si en otro momento la autoridad en turno y el sindicato convienen en otra dirección, nosotros seremos ajenos a sus decisiones”, fija por último la autoridad municipal rechazando “madruguetes” como herramienta de presión.