Fármacos antihipertensivos

0
516

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Existen 5 clases de medicamentos que usamos como antihipertensivos, con ya probada efectividad en múltiples estudios y trabajos. El objetivo final es disminuir las cifras de la presión arterial a cifras normales, y no peligrosas para un ser humano.

DIURÉTICOS. Usados desde hace 40 años, son el primer escalón en el inicio del manejo a un hipertenso, ya sea solos o en combinación con otros antihipertensivos. Los más usados son las tiazidas y la más usada la hidroclorotiazida, o algunos diuréticos similares a esta como clortalidona e indapamida, los diuréticos de asa como la furosemida solo se usarán en HTS, en pacientes con gran deterioro renal. Los diuréticos ahorradores de potasio como el triamterene y la amilorida, así como los antagonistas de los receptores mineralocorticoides como la espironolactona son más usados para pacientes no hipertensos que requieren orinar mucho como los cirróticos o con hiperaldosteronismo primario. Los diuréticos han sido de gran ayuda como un extra junto con otro tratamiento antihipertensivo.

BETABLOQUEADORES. Junto con los diuréticos compiten por cuál sería el medicamento de primera elección al inicio de un paciente hipertenso; en su uso se ha disminuido la cantidad de pacientes con Insuficiencia cardiaca y con infartos agudos del miocardio, hay una gran evidencia clínica de su importante uso en la hipertensión, baja la presión, disminuye la frecuencia cardiaca y genera una vasoconstricción periférica al bloquear los receptores beta.

Existen tres grupos de beta bloqueadores:

1) No selectivos, como el propanolol.

2) Selectivos como el atenolol, metoprolol o el bisoprolol.

3) Los vasodilatadores por liberación endotelial de óxido nítrico, como el nebivolol.

Las guías para el tratamiento HTAS, ESH/ESC 2013, confirman a los beta bloqueadores como un armamento importante para la primera elección del tratamiento médico.

ANTAGONISTAS DEL CALCIO: O bloqueadores de los canales de calcio, muy potentes, muy útiles en prevenir AVC:

1) Con selectividad vascular intermedia como el nifedipina o el amlodipino y de gran selectividad vascular, felodipino, lacidipino y lecardipino.

2) Fenilalkilaminas, como el verapamilo, y

3) Benzotiazepinas como el diltiazem.

Clasificados también por la velocidad de acción; acción corta nifedipino, felodipino, verapamilo, diltiazem; acción larga, nifedipino GITS, felodipino ER, verapamilo SR, diltiazem SR; y vida media el amlodipino.

INHIBIDORES DE LA ENZIMA CONVERTIDORA DE LA ANGIOTENSINA (IECA). Con mucho, los más usados actualmente, no son de una sola dosis, captopril, enalapril, lisinopril, ramiprilo, como los más comunes, económicos, pero con la producción de tos en algunos pacientes, con dos acciones una natriurética y otra vasodilatadora han demostrado ser muy efectivos para bajar la presión y prevenir una insuficiencia cardiaca o accidentes vasculares cerebrales o infartos de miocardio. Por lo económico son muy usados actualmente.

ANTAGONISTAS DE LOS RECEPTORES DE AGIOTENSINA (ARA). Los antagonistas de los receptores de la angiotensina II relajan los vasos, lo cual disminuye la presión arterial al dilatar, hacer más grandes esos vasos y hace que el corazón bombee sangre con mayor facilidad.

Los ejemplos clásicos de estos medicamentos son azilsartan, candesartan, irbersartan, Losartan, olmesartan, telmisartán, Valsartan, vigilar la ausencia de mareos, calambres, discreto edema de MI. No usarlas en el embarazo.

Estos cinco grupos de antihipertensivos son los que usamos los médicos para el manejo de paciente hipertenso, ya sea uno solo de los medicamentos o dos combinados y ocasionalmente hasta tres unidos. El manejo de un paciente hipertenso será por el Cardiólogo, aunque todos los médicos debemos tener el entrenamiento para manejar una hipertensión arterial leve y moderada; la severa o la crisis de hipertensión las maneja el Cardiólogo, como no hay tantos cardiólogos, se ha dejado este manejo con geriatras o internistas ante el gran volumen de pacientes hipertensos en el planeta tierra.

Como ve, no es fácil el administrar un tratamiento antihipertensivo, se deberá dar el adecuado para cada paciente, el médico usará el que con más experiencia cuente y maneje cada médico, sobre todo el que controle adecuadamente su hipertensión y que no sea tan costoso, pero en la época actual los medicamentos sobre todo de este tipo hemos pugnado porque sean de tipo ético, de patente, ya que los fármacos similares o genéricos intercambiable, no tienen la misma farmacocinética ni alcanzan los niveles séricos adecuados para llevar a cabo la función antihipertensiva adecuada y en este tipo de pacientes es vital mantener una presión siempre lo más cercano a lo normal.

Gracias por leer este artículo.