Piden pescadores ser tomados en cuenta; van por alianzas con la APILAC

0
187

Por: César Cabrera

A fin de lograr un crecimiento directamente proporcional al que en un futuro tendrá la ciudad, el sector pesquero pide ser tomado en cuenta por las empresas y en ese sentido, plantean lograr alianzas con la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (APILAC).

Luis Manuel Reyes Arreguín, Jefe de Desarrollo Pesquero, indicó que dentro de sus planes a futuro, además de lograr la operación de la Lonja Pesquera e instalación de los 1,200 arrecifes artificiales, buscan ser incluidos en los trabajos relacionados al rescate, buceo industrial y hasta limpieza de barcos.

Lo anterior, debido también a los raquíticos salarios que perciben para realizar tales actividades por empresas foráneas que arriban al municipio.

“Yo creo que ya es necesario que la ciudad crezca y que el ciudadano crezca a la par de la ciudad; que el trabajo sea principalmente para las personas de Lázaro Cárdenas y no se vaya la derrama económica a otras partes cuando aquí mano de obra calificada”, apuntó.

Al insistir en el tema, el funcionario dijo que el sector que a nivel municipal encabeza, está en la disposición de capacitarse para reforzar y adquirir nuevos conocimientos, puesto que más allá de un logro profesional, la mayoría de los pescadores cuentan con una familia a la que deben atender.

“Todos estos pescadores tienen familia; desgraciadamente, la mayoría de los pescadores ya son personas de avanzada edad, entonces ya son ahora los hijos los que se van a ocupar de cada uno de nosotros cuando ya no se pueda y se requiere del trabajo”, sostuvo.

Reyes Arreguín cerraría lamentando la falta de oportunidades que enfrentan los jóvenes en la región que derivado de esto, consideran a la pesca como una fuente de empleo redituable cuando a su entender ya no es así. Ante esto, comentó que analizan otras alternativas viables, que van desde la incursión en la maricultura y acuicultura, hasta la comercialización directa del producto con el consumidor.

Esto último, porque quien mejor gana es el intermediario y el pescador está a sujeto a sus reglas y el ciudadano, anotó, “muchas veces piensa que el pescador es quien da caro y no es así”.