ArcelorMittal da a conocer su postura en torno al conflicto con el ejido de Playa Azul

0
1739
Ante la imposibilidad de firmar un nuevo acuerdo con el Ejido de Playa Azul, la empresa ArcelorMittal dijo ayer que ya devolvió los terrenos de esa demarcación, donde extraía mineral de hierro, por lo que da a entender que el bloqueo a sus instalaciones de la Mina, no tienen razón de ser.

Mediante un comunicado de prensa emitido la tarde noche de ayer, la empresa acerera dio a conocer su postura en torno al conflicto que desde el pasado viernes afronta con los 77 ejidatarios del Ejido de Playa Azul, que mantienen desde día un bloque indefinido al área de Minas.

El documento dice que: “Desde el pasado mes de julio de 2018, un equipo negociador de ArcelorMittal sostuvo reuniones con la asamblea ejidal de Playa Azul con la intención de celebrar un nuevo Convenio de Ocupación temporal de tierra en virtud de que se acercaba el término de la vigencia del acuerdo firmado en septiembre de 2008.

En todo momento, el eje rector de la empresa estuvo orientado en proponer un acuerdo que fuera sustentable para la empresa, y de esa manera, se pudiera mantener como una fuente de trabajo para el bien de todas las partes que dependen de ello, incluyendo, el bienestar de las comunidades.

Durante el curso de las reuniones, la empresa compartió la información en referencia a las condiciones de mercado y explicó cómo han cambiado desde que se celebró el convenio previo y cómo las condiciones del mineral que la empresa logra extraer de sus concesiones se ha deteriorado a tal grado que al día de hoy representan un costo mayor, frente al que se tenía hace 10 años.

En este sentido, la empresa hizo una serie de ofrecimientos acordes a la nueva realidad, mismos que la comisión negociadora del ejido rechazaron. Al cierre de las negociaciones, el Ejido expresó su deseo de no celebrar un nuevo convenio, por lo que la empresa se mostró respetuosa ante la decisión tomada.

Al término del convenio, mismo que venció el pasado 6 de septiembre, se formalizó la devolución del inmueble al Ejido a través del acta de entrega–recepción del predio por lo que, a partir de ese momento, la empresa continúa operando la mina Las Truchas haciendo uso sólo de los terrenos y concesiones propiedad de la empresa y seguirá sus actividades de operación y mantenimiento planeados.

ArcelorMittal sigue en comunicación y coordinación con el Ejido de Playa Azul para que, de forma ordenada, pacífica y en estricto apego a derecho se efectué la salida de equipo, bienes e inventario que haya quedado en el predio que ahora se entrega.

De igual manera, en coordinación con autoridades Federales, Estatales y Municipales la empresa continuará trabajando en colaboración con otras comunidades para mantener y encontrar alternativas que sean viables y sustentables que permitan la operación sustentable en el largo plazo y con ello se preserve la fuente laboral y la derrama económica que ArcelorMittal genera en la región.