Con la actual apuesta a la educación en 5 años Michoacán sería una potencia

0
531
Juan José Díaz-Barriga Vargas, Delegado Federal en Michoacán del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA).

Por Francisco Rivera Cruz

Michoacán es gran productor agrícola y destaca en varios rubros de producción, sin embargo tiene zonas de rezago social, que si aprovechan las facilidades educativas que se impulsan, facilitarán que el estado se coloque como verdadera potencia, apreció Juan José Díaz-Barriga Vargas, Delegado Federal en Michoacán del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA).

Entrevistado luego de poner en marcha las acciones de la segunda campaña nacional de certificaciones de conclusión de educación básica, dijo que hay metas ambiciosas en Lázaro Cárdenas porque se quiere que el mayor número posible de gente logre tener educación básica para aprovechar las plazas laborales que facilitará la Zona Económica Especial.

Sostuvo que el verdadero cambio de una sociedad se logra cuando las personas mejoran su nivel educativo, renglón en el que INEA hace lo suyo en alfabetización y abatimiento al rezago educativo de nivel básico, mientras el gobierno estatal hace lo demás y ha elevado notablemente la oferta educativa de nivel medio en adelante.

Díaz-Barriga subrayó que “la atención a las perdonas es la mejor atención; si hoy se alfabetiza y en tres años está concluyendo su secundara, a esa persona le cambia la vida”.

Hay quienes se apegan a una beca y esperan ese apoyo, “y si tiene educación esa despensa se la puede comprar, al tener un empleo”.

La brecha en desarrollo se ensancha cuando 53 de cada 100 mayores de 15 años estaban en rezago y ahora son 44, lo que devela un avance pero que hay mucho por hacer todavía.

Pese a ello, recordó que las acciones del año pasado colocaron a INEA Michoacán como segundo con mayor eficiencia, después de Veracruz.

Y es que en la propuesta para abatir rezago educativo, se tenía meta de certificar a 3 mil ciudadanos y hace tres años cuando se propuso mejorar números y se subió a 6 mil, de donde se brincó a 13 mil, teniendo meta de 20 mil para este año.

Al dar la radiografía de retos, apuntó que Tumbiscatío, Susupuato, Tlazazalca y Carácuaro, presentan un muy alto rezago educativo, mientras Lázaro Cárdenas está “dentro del marco y ha ido mejorando”, sin embargo está bien sólo las cabeceras municipales.

“Lo que buscamos es que los 113 municipios estén con un dígito, luego que 51 tenían más del 10 por ciento de rezago en alfabetización y ahora sólo 18”, señaló.

El delegado de INEA dijo que en Lázaro Cárdenas, con 120 capacitadores de base y 200 figuras solidarias, se quiere certificar lo más posible para que este región alcances a tomar el mayor número de las plazas que ofrezca el proyecto de la Zona Económica Especial.