Constructores harán “vaquita” del 2 al millar para obras sociales

0
398
José Ángel Villarino Parra, dirigente local de la CMIC.

Por Rafael Rivera Millán

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, delegación Lázaro Cárdenas, manifestó ayer su compromiso con la administración municipal, de destinar el 2 al millar del monto de las obras que les asigne el gobierno municipal, por administración o a través de licitación pública, para hacer una “vaquita” y luego en coordinación con la presidente municipal, Itzé Camacho Zapian, se determine qué obra social podrá hacerse con ese recurso.

Lo anterior fue señalado por José Ángel Villarino Parra, Presidente de los constructores locales, durante una reunión que sostuvieron ayer con la alcaldesa, en donde haciendo eco de que en el nuevo gobierno municipal no se permitirán los acostumbrados “moches” del diez por ciento para tener preferencia en la sobras, pues mejor se destinará ese recurso que están ofreciendo los constructores para una obra social y no una dádiva para determinado funcionario en turno.

El dirigente de la CMIC local dio a conocer tanto a la alcalde como a la Secretaria de Obras Públicas del Municipio, Esmeralda Sánchez Tino así como a sus compañeros constructores, que acababa de regresar de una reunión nacional celebrada en Zacatecas, donde se acordó que a nivel nacional, los constructores aporten el 6 al millar, distribuido una tercera parte para el Instituto de Capacitación para la Industria de la Construcción; una segunda parte para la CMIC y la tercera parte para el DIF, en este caso, para el DIF municipal.

De esta manera dijo, se estará dejando de lado el consabido “moche” del diez por ciento que en su momento había que repartir, para trabajar precisamente en una total transparencia. “Ahora se va a repartir el recurso pero para obras de beneficencia ese dos al millar se va a estar juntando y va a servir para proyectos de obras que convengamos con el municipio”.

Ante esta propuesta, la alcaldesa Camacho Zapiain respondió que tuvieran por seguro que ella no les va a pedir a los constructores ni el 6 ni el 5 por ciento ni nada. “Si quieren hacer algún beneficio, será de parte de ustedes, y me parecería mejor si la obra fuera financiada por miembros de la Cámara con ese recurso que dicen”, puntualizó.