Elevan calidad en servicios turísticos; certifican las primeras 57 enramadas

0
219
Enramaderos de este municipio, fueron certificados como Entornos Favorables a la Salud.

Por Francisco Rivera Cruz

Los primeros 57 restaurantes en playa fueron certificados como Entornos Favorables a la Salud, luego que la Jurisdicción Sanitaria local, dependiente de la Secretaría de Salud en el Estado, se propusiera certificarlas para dar confianza a los visitantes que ofrecen servicios de calidad y están bajo un programa integral en el que participan otras instancias como Protección Civil y Secretaría de Turismo.

Por la mañana, en Playa Eréndira, se entregaron los primeros 18 certificados a enramadas de ese destino, además de Playa Jardín y Playa Tortuga, tras labores conjuntas del personal de la Comisión Jurisdiccional contra Riesgos Sanitarios y del área de Promoción a la Salud, que dirigen respectivamente Mohamed Alí Ferreira y Marco Antonio Liévano Céspedes.

El Dr. Jonás García Delgadillo, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 8, enteró que el proyecto surgió ante el deseo de elevar la calidad de servicios que se prestan en nuestras playas, en este caso particular, donde los enramaderos se ven invitados a asumir criterios y medidas que les permiten vista, mejor servicio y mejores instalaciones.

Pero además de cumplir con criterios recomendados en manejo de agua, desechos, limpieza en cocina, orden en hieleras y refrigeradores, cuidado de sanitarios, señalización y hasta actividades físicas, se adentran en programa con criterios de la Secretaría de Turismo y Protección Civil Municipal.

En todo esto, se da compromiso por conocer y aplicar primeros auxilios, disponer de puntos de reunión y saber qué hacer en una emergencia y evacuación, participar en cursos sobre manejo de cocina, de atención al público y otros, tendientes a brindar servicio mejorado a los visitantes y proteger la vida de trabajadores y turistas.

Liévano Céspedes explicó que la certificación se hace en la modalidad de trabajo seguro, y se cuidan aspectos como el adecuado manejo de alimentos para hacer de cada enramada un lugar sano y de confiar para el visitante o consumidor.

El proyecto es certificar en una primera etapa hasta Playa Azul y en una segunda a hasta los establecimientos ubicados en los límites del municipio de Lázaro Cárdenas y después incluir a los de Aquila y Coahuayana.

“La idea es estar en las mejores condiciones posibles en la temporada alta de diciembre, y que el turista vea con más agrado y seguridad su estancia en la costa michoacana”, se explicó.

En la siguiente etapa se podría certificar 60 enramadas incluidas las de Nexpa, en el vecino municipio de Aquila, mientras la Secretaría de Turismo hace un censo actualizado de las demás palapas y restaurantes del resto de la costa.