CONFÍAN EJIDATARIOS EN ARREGLO JUDICIAL CON ARCELORMITTAL: EBZ

0
373
Ejidatarios de Playa Azul, durante un recorrido por terrenos de ese núcleo agrario, aseguraron que el mineral que ha estado extrayendo ArcelorMittal, es de alta calidad y con reserva para muchos años más.

* De no ser así, se pedirá indemnización por los daños que han sufrido sus tierras, que ya han quedado improductivas dice la dirigencia y mesa de negociaciones del ejido Playa Azul.

Por Rafael Rivera Millán

De acuerdo con Eloísa Berber Zermeño, presidente del Comisariado Ejidal de Playa Azul y Alfredo de los Santos Guerrero, miembro de la mesa de negociaciones del núcleo ejidal, se espera que el próximo viernes, ante el Tribunal Agrario con sede en Zihuatanejo, Guerrero, se pueda llegar a jun buen arreglo con ArcelorMittal, para que la acerera signe un nuevo convenio de renta de casi 1,500 hectáreas para que siga explotando mineral de hierro y transitando con sus pesadas unidades por esas tierras, porque el mineral que hay ahí es de alta calidad y cuenta con reservas para muchos años más todavía.

Durante un recorrido realizado ayer por los sitios conocidos como El Volcán, Venado, Valverde, Las Tasas, Los Habillales, El Mango y Santa Clara, varias de estos lugares en incipiente exploración de mineral, De los Santos Guerrero, dijo que todas las tierras que ya explotó ArcelorMittal han quedado improductivas para la cuestión agrícola o ganadera, porque la contaminación que hay en ellas, es difícil que pueda surgir la vegetación que existía antes.

Además dijo hay grandes pozo don lagos que se han formado al haberse explotado el mineral hasta en más de 200 metros de profundidad, donde lógicamente no puede haber ya ninguna producción agrícola, por lo que la empresa tendrá que remediar este daño de acuerdo a lo que dictaminen las autoridades ambientales como Semarnat, que por cierto hasta el momento no se ha para por el sitio, para checar lo que está diciendo la empresa, que al no firmar un nuevo convenio de renta de esas tierras, las habrá de regresar al ejido, pero con la remediación del impacto ecológico que han tenido por todos estos años de explotación del mineral de alta calidad que en ellas existe.

Por su parte, y por separado, la dirigente del Ejido, Eloísa Berber Zermeño, dijo que hay confianza en que en la audiencia del 5 de octubre, a la que estados los directivos de ArcelorMittal y la mesa de negociaciones del ejido de Playa Azul, se pueda llegar a un buen arreglo para ambas partes.

Son ya dijo 23 días de bloqueo al área de Minas, y a su juicio lo más conveniente para la empresa es signar un nuevo convenio, pero no en las condiciones que pretende, y por lo cual no se aceptó que siguiera el convenio, porque la acerera pretendía en lugar de aumentarles algún porcentaje a lo que les había venido otorgando hasta el 6 de septiembre de este año, darles lo equivalente a solo el 49% de lo que venían percibiendo. “A la empresa le conviene seguir trabajando en nuestras tierras, porque el mineral que todavía hay es de alta calidad”, recalcó.

Dijo que a raíz del movimiento, la empresa ya no pudo seguir explotando las minas Venado, Valverde, Las Tasas, Los Habillales, El Mango y Santa Clara, donde en varias de ellas hay incluso todavía explosivos para seguir abriendo los cerros para extraer el mineral y en otros apenas inclusive apenas se estaba desmontando para trabajar, por lo que es mentira lo argumentado por la empresa de que ya no había mineral de calidad en esas tierras.

Coincidió con Alfredo de los Santos, en el sentido de que las tierras donde ya la empresa exploró el mineral de hierro, están sumamente contaminadas, y si no va a firmar un nuevo convenio de renta con el ejido, debe de hacer un buen trabajo para resarcir esos daños, pero se ve muy difícil que las deje como estaban antes, por lo que de no haber algún arreglo, se pedirá también mediante la opinión de expertos, una indemnización al núcleo ejidal por todos los daños causados a sus tierras.

Cabe señalar que desde el pasado sábado, 23 ejidos del municipio de Lázaro Cárdenas han manifestado su apoyo, físico y moralmente a sus compañeros de Playa Azul en su lucha contra ArcelorMittal.