A la espera de intervenir NGU ante conflicto entre ArcerlorMittal y ejidatarios

0
160
Miguel Ángel Villalobos Chávez, secretario local de Interiores, Exteriores y Actas de la Sección 271 del Sindicato Nacional de Minero.

Por: César Cabrera

De 250 a 280 trabajadores, son los que resultan afectados por el conflicto que mantienen la empresa ArcelorMittal y los ejidatarios de Playa Azul, los cuales desde hace semanas emprendieron un bloqueo al acceso de las minas ubicadas en la tenencia de La Mira, así como una disputa legal.

De acuerdo con Miguel Ángel Villalobos Chávez, secretario local de Interiores, Exteriores y Actas de la Sección 271 del Sindicato Nacional de Mineros, el personal obrero ha sido removido a otras áreas de producción a fin de mantener, dijo, la fuente de empleo activa.

Abordado durante la ceremonia por el XVII aniversario luctuoso de Napoleón Gómez Sada, a quien definen como su “líder moral” y personaje que en vida se preocupó por sus agremiados y familiares de los mismos, sostuvo que los mineros, pese a la suspensión de labores en esa zona, cuentan con el respeto de sus garantías aunque inevitablemente han resultado afectados en la entrega de bonos por concepto de producción.

Ante ello, indicó que Napoleón Gómez Urrutia, su dirigente nacional y también Senador de la República por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), se ha mantenido al margen de la situación y a la espera de intervenir: “Está a la espera de que las autoridades den solución, pero está al pendiente”, reiteró.

Villalobos Chávez, al ser cuestionado sobre la cantidad de mineral que desde a inicios del mes de septiembre se dejó de extraer, dijo desconocerla pero que por sus dimensiones, permitía la operación de las plantas, así como del área peletizadora.

Recalcando que al interior de la organización el ambiente es de confianza, el secretario local de Interiores, Exteriores y Actas cerró compartiendo que sus compañeros de la zona de minas cuentan con el respaldo de la dirigencia local, estatal y nacional, al tiempo de que mantienen una constante comunicación “para que digan ellos sus inquietudes”, apuntó.