Dan la bienvenida en Acapulco al “Caballero de los Mares”

0
486
El día de ayer, luego de navegar por los mares de 13 países del mundo, arribó al puerto de Acapulco el Caballero de los Mares, el buque esquela Cuauhtémoc de la Armada de México.

El Buque Escuela Cuauhtémoc regresó al puerto de Acapulco, Gro., después de ocho meses y siete días de travesía por 24 puertos y 13 países del mundo, donde llevó su mensaje de paz durante su viaje de instrucción denominado Velas Latinoamérica 2018.

Minutos después de las 13:00 horas de ayer jueves, arribó el Caballero de los Mares, con 242 personas a bordo entre capitanes, oficiales, cadetes, clases y marinería, entre ellas 22 mujeres.

En el muelle de la Octava Región Naval, familiares, amigos, hijos y demás personas desde casi tres horas estaban esperándolos, para finalmente recibir a los tripulantes con cartulinas y lonas, algunas fotografías y hasta mariachis para amenizar la emotiva ceremonia.

Durante su discurso en la ceremonia oficial encabezada por los titulares de Sedena, Salvador Cienfuegos, de Marina Vidal Soberón y el gobernador Héctor Astudillo, el comandante del Buque, Rafael Antonio Lagunes Arteaga dijo que el gran desafío era consolidarse en el mundo de la vela, a través de su mejor versión, pues fue así que navegaron contra los vientos y la corriente del Golfo por el canal de Panamá para arribar a los puertos de Sudamérica, donde demostraron su vocación de servicio, entrega y profesionalismo.

Abundó que conocieron diferentes playas de Sudamérica, representando a México con mucho orgullo, llevando nuestras tradiciones, música, sabores y alegría, hasta rincones que no imaginaron, transmitiendo siempre la calidez del pueblo mexicano.

“Nuestras manos y palabras pregonaron el mensaje de paz y buena voluntad del pueblo de México a naciones amigas, fusionadas por los mares, gracias a los buques escuelas de sus armadas, lo que sin duda favorecerá a los acuerdos y tratados que garanticen el progreso y desarrollo de una Latinoamericana unida con responsabilidad global, producto de la semilla aquí sembrada basada en la admiración y el respeto mutuo”, expresó.

Explicó que durante el crucero de instrucción que concluía, se navegaron un total de 166 singladuras, 23 mil 398 millas náuticas; todo el personal cumplió con el curso de navegación a vela y maniobra en un buque de vela, mientras que los cadetes de la escuela heroica naval cumplieron con el programa académico, prácticas profesionales y conferencias y seminarios establecidos para el crucero de instrucción que hoy finaliza. (Quadratín-Guerrero).