Se da el primer caso de transporte privado en Lázaro Cárdenas; taxistas se oponen

0
1073
Con el inicio de actividades de una empresa particular del servicio de taxi en este puerto, comenzaron también los problemas del sector, pues taxistas de diversas organizaciones que tienen concesión del estado, se opusieron a ello.

Por: César Cabrera

El pasado jueves por la tarde, en las afueras de una tienda de autoservicio ubicado sobre la avenida Melchor Ocampo, se dio el primer caso de transporte privado en la región, lo cual provocó el enojo de los taxistas, quienes confrontaron al operador de la plataforma denominada Taxibit.

Al tiempo de acusar que el servicio brindado era ilegal, porque no contaba con los permisos correspondientes de la Comisión Coordinadora del Transporte Público de Michoacán (COCOTRA) y circulaba con placas del vecino estado de Guerrero, los taxistas retuvieron al conductor y al vehículo.

Fue hasta la llegada de Armando Palomares Ávila, delegado regional de la COCOTRA, cuando se trasladó la unidad al corralón y se levantaron las sanciones correspondientes al responsable de automóvil.

Cabe recordar que en una entrevista previa, el funcionario había reconocido la presencia de esta modalidad de servicio de transporte privado, aunque minimizó el hecho al asegurar que hasta en ese entonces, no se tenía conocimiento de algún tipo de reclutamiento.

Al cuestionarle sobre la legalidad de esta modalidad, el señaló que al igual que las moto taxis, éstas pudieran carecerlo. En ese sentido, explicó que la renuencia iba más allá de un asunto personal puesto que se trataba de la integridad y seguridad del usuario.

No obstante, reconoció que por parte de los transportistas, principalmente los taxistas, había la negativa de que opere tal servicio en el municipio; sin embargo, dijo que éstos, a la par de ampararse en la ley, tienen que modificar ciertas conductas a fin de evitar que la ciudadanía los desplace en la preferencia.

En ese tenor, detalló que se tendrían que atender aspectos relacionados al rotulado de las unidades, la imagen de los operadores, la calidad del servicio y los cobros indebidos, por sólo citar algunos ejemplos.