Tortícolis

0
821

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Es un signo llamado también distonía cervical, caracterizado por la contracción excesiva de la musculatura del cuello, principalmente del músculo esternocleidomastoideo, que hace que la cabeza de un ser humano esté girada hacia el lado de la contracción, que quepa decirlo, es muy dolorosa, no sabemos la causa, y la sintomatología puede ser leve, pero en ocasiones es grave, aquí es donde entra el médico a mejorar los síntomas y signos, es un espasmo muscular doloroso del cuello que hace girar la cabeza hacia ese lado contraído, es sumamente molesto e incómodo.

El diagnóstico es relativamente sencillo; ya que se ve al paciente con una posición fija y persistente de la cabeza girada al lado enfermo y aunque quiera regresar su cabeza a una posición normal, el dolor del músculo contraído evitará de todas formas que regrese a esa posición normal y de frente, siendo sumamente doloroso.

La causa de la contractura muscular no es conocida, una posición mala al dormir, un giro excesivo del cuello, una enfermedad generalizada como diabetes o datos de otra enfermedad metabólica como problemas renales, en fin, no hay una causa específica única, pero puede ser multifactorial, lo que sí sabemos es que es muy doloroso y que puede durar hasta más de 24 horas en resolver ese espasmo muscular, que repito, es sumamente doloroso tratar de vencerlo.

En esta fase de la tortícolis, en especial a este padecimiento, aparecen varias teorías coloquiales para tratar de resolver esta enfermedad, como son usar unos calzones y aplicarlos en el cuello y girar la cabeza con ellos (mejor si están usados), tomar agua en un vaso al revés, dar un masaje, pero con manos de un niño, tomar relajantes musculares hasta de dos o tres al día, que es una dosis muy fuerte.

En fin, hay muchas teorías que han desarrollado que una tortícolis sea tratada de mil maneras antes de que llegue el paciente con el médico, y ya cuando llegan con el médico ya el problema está más avanzado.

Hay casos que se deberá tomar una radiografía y hasta una TAC de cuello con el objeto de descartar alguna alteración ósea o del cuello en sí, que genere esa torticolis, aunque esto es raro hacerlo, ya que el diagnóstico es relativamente sencillo al ver al paciente.

El manejo, ya con el médico, será de miorrelajantes en uno al día, analgésicos y antinflamatorios, de preferencia no esteroideos y en ciertas ocasiones hasta un sedante del tipo de diazepam, ya que los pacientes por la posición se presentan muy, pero muy estresados.

La causa más común y desgraciadamente más molesta, es el dormir en una forma inadecuada por largo tiempo, sobre dos o tres almohadas o bien sin almohada pero con la cabeza colgando de la cama o sillón, y durar en esa posición viciosa más de 2 horas, y hay quien dura toda la noche, imagínese qué clase de contracción tendrá un músculo del cuello si lo tenemos en una posición viciosa por lo menos 5 horas, quedará muy contraído y muy lastimado y al siguiente día, en una forma de reacción a esa posición incómoda que se presentó durante la noche, presentará un espasmo muscular, que hará que su cabeza siempre esté girada hacia un lado, y por ningún motivo podrá enderezar su cabeza, ya que el dolor del área del músculo contraído le impedirá otro tipo de movimiento correctivo.

Es probablemente junto con las paperas, uno de los padecimientos con más creencias de tipo remedio, no médico, que se puedan mencionar, está la de los chones sucios, la del estiércol de vaca en el cuello, la de sobar con la panza de un sapo, en fin, muchas creencias que no dejan de ser eso, solo ocurrencias de la gente, que aunado a lo ocurrentes que somos, más la ingenuidad, buscar una curación rápida y la ignorancia muy mala mezcla para realizar cualquier barbaridad con tal de corregir esa contractura muscular.

Así que, querido amigo, si llega a presentar una tortícolis, mejor acuda a su médico y no lleve a efecto algunos de los remedios que en este articulo menciono.

Gracias.