Urge sacar al tren de Morelia, ciudadanos que habitan frente a vías en constante riesgo, señala legisladora del PVEM

0
14
Lucila Martínez Manríquez, legisladora del PVEN en el Congreso local.

Morelia; Michoacán, 7 de noviembre de 2018.- En sesión plenaria de la 74 legislatura la Diputada del Partido Verde Ecologista de México, Lucila Martínez Manríquez presentó un exhorto, mediante el cual se invita a las autoridades de los gobiernos municipal, estatal y federal a trabajar coordinadamente con la empresa Kansas City Southern en la elaboración de un plan integral para reubicar el patio de maniobras del tren que pasa por esta ciudad capital.

Lo anterior con el objetivo de salvaguardar la seguridad de los morelianos y evitar los problemas de tráfico que ocasiona el ferrocarril.

No se pueden negar las bondades del tren como herramienta fundamental para la expansión de la economía al facilitar el traslado de mercancías, sin embargo, este medio no ha estado exento de riesgos y accidentes, de ahí la necesidad que las autoridades tomen las medidas necesarias, con el propósito de garantizar la seguridad de los ciudadanos, subrayó.

Martínez Manríquez, ejemplifico en su intervención diversos accidentes que ha provocado el tren operado por la empresa Kansas City Southern dentro del territorio michoacano.

Entre estos, el del  pasado 10 de septiembre del añoo 2008, donde  un tren procedente de Lázaro Cárdenas con destino a Monterrey, sufrió un descarrilamiento Tenencia Morelos al sur de esta ciudad, ese tren transportaba entre otros productos nitrato de amonio, material considerado altamente peligroso, inflamable y que reacciona al entrar en contacto con el agua, afortunadamente el descarrilamiento no dejó pérdidas humanas, pero sí ocasionó daños materiales, dejando también  11 familias sin hogar, 3 viviendas completamente afectadas y 43 personas en albergues.

Hizo notar, que si el accidente se hubiese presentado en la ciudad de Morelia en las márgenes del río cerca de donde corren las vías del tren, el impacto a la ecología hubiera sido de escala incalculable.

Hizo hincapié, en que hasta el momento, no se cuenta con datos reales y actualizados sobre el número de población y viviendas asentadas en los alrededores de las vías de tren.