Enfermedades desencadenadas por los cambios de clima

0
71

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Llegando los meses de noviembre y diciembre, en el hemisferio norte, las temperaturas cambiarán de caliente a frío.

Así tenemos que, en Tijuana y toda la franja fronteriza, inician las heladas, los frentes fríos, las nevadas, y de 35 grados centígrados baja hasta cero o menos cero, dejando a la población expuesta a esos cambios bruscos de clima, cito este como ejemplo de ese cambio tan repentino que se vive al norte de nuestro país, y no digamos en USA, hacia Chicago, Pensilvania, donde las tormentas de nieve y las temperaturas estarán muy debajo de cero grados centígrados.

Piensa uno y eso a mi qué, eso es allá, acá en la cuenca del balsas nunca tendremos esas temperaturas, pero bajo el efecto climático, si allá les ocasiona problemas el cambio de clima, a nosotros también nos afectará proporcionalmente.

Y déjeme le explico, querido amigo lector, acá en la época de calor largo de mayo, junio, julio, agosto y septiembre hasta octubre manejaremos temperaturas de entre 26 a 30, pero a partir del 20 de noviembre que los frentes fríos que lleguen del norte bajarán hasta esta zona, nuestra temperatura bajará a 20 o 21 grados, muy fresco y cómodo, pero nuestro cuerpo resentirá después de venir con temperaturas altas esa disminución desencadenará el inicio de procesos como gripa, catarros, infecciones faríngeas, faringoamigdalitis, bronquitis, y en un descuido hasta una neumonía nos puede desencadenar, sobre todo en personas en los extremos de la vida, niños y ancianos.

De aquí la importancia de saber que estas enfermedades son desencadenadas por el cambio de clima y que debemos estar perfectamente preparados, si ya sabemos que viene el cambio lo menos que podemos hacer es prevenir, ya que esto nos evitará muchas complicaciones:

  • Tomar alimentos ricos en vitamina C, limón, naranja toronja, mandarinas, piña o un sustituto de vitamina C, de los que tantos existen en el mercado.
  • Evitar que esos cambios sean muy bruscos, teniendo en casa una temperatura no tan fría (aires acondicionados), dejando que el cuerpo perciba que la temperatura está bajando mantenerla siempre entre 23 a 25 en casa, con el ventilador o con el aire apagado, recuerde, por las noches la temperatura bajará, incluso entre 3 y 5 de la mañana estará muy frío.
  • Cúbrase, use chaleco o sweater si siente frío, muchas veces por la pena de que le digan mira ese parece viejito cubriéndose, no lo hace, pero recuerde que su salud es lo primero.
  • Evite estar cerca de personas que estén enfermas, y si alguien de su familia se enfermó acuda con su médico, no lo deje sin tratamiento, se alargará, se podrá complicar y contagiará a toda la familia y a algún vecino.
  • Tómese el tratamiento que le de su médico, nunca lo subestime, no sabe cuántas personas en estos cambios de clima terminan en neumonía y con muchas complicaciones.
  • Si existen periodos de vacunación de la vacuna contra la influenza, tómela, aplíquesela. Le evitará complicaciones graves, es cierto que en el momento le dolerán sus huesos y pueda tener poca gripa, pero le protege muy bien.
  • Acuda con su médico, y si el cuadro no mejora, no dude en acudir con un Otorrinolaringólogo o incluso con un Neumólogo. No menosprecie ninguna infección respiratoria por pequeña que la vea, cualquiera de esas se puede complicar.
  • Lave sus manos tres veces al día, sobre todo antes de comer, si tiene gripa, cúbrase al estornudar o toser, tenga un pañuelo, mínimo pañuelos desechables, use desinfectantes de las manos, si trae sus manos sucias no salude a nadie de mano.
  • Lave su boca tres veces al día después de comer, con su pasta y su cepillo de dientes más bien blando que duro, y use un antiséptico bucofaríngeo y haga gárgaras.
  • Usted se ha dado cuenta que el cambio climático ha sido el desencadenante de grandes catástrofes, entre las que están inundaciones, lluvia en fechas y cantidades no esperadas, así serán de súbitos los cambios de clima, y si no estamos preparados, se podría desencadenar un brote de bronquitis o neumonía de tipo pandémico, sobre todo en poblaciones frágiles como la nuestra, donde los aspectos de salubridad, de alimentación, de dificultad para prepararnos para un cambio brusco de temperatura pudieran ser de funestas consecuencias.

No es ser alarmista, es ser realista en los cambios que se presentan en este mundo actual.

Se espera una gran catástrofe mundial por un proceso séptico, grave e incontrolable, que no seamos nosotros los que lo desencadenemos. Suerte en este cambio de clima y por favor trate de seguir estas recomendaciones, usted estará sano y su familia se lo agradecerá.

Gracias.