Dermatitis atópica

0
492

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

También llamado eccema atópico, no deja de ser un tipo de alergia que se manifiesta en la piel, con inicio desde la infancia. Y generalmente está asociada a virus, hongos, bacterias, que se quedan por largos periodos de tiempo en esa piel, la cual es altamente sensible al contacto de esos gérmenes, de suma importancia en pacientes que no tienen acceso al uso de agua corriente para bañarse o que la dejaron de tener (ejemplo CDMX), y serán personas que estarán expuestas indudablemente a padecimientos como este.

Se ha demostrado que al ser un padecimiento con base alérgica, los pacientes con una dermatitis atópica también tienen otros padecimientos agregados como asmas, rinitis alérgica y alergias en la piel, con mucha comezón en la piel y la piel extremadamente reseca, con tendencia a ser hereditario este padecimiento.

No solo los microorganismos pueden llegar a desarrollar una dermatitis atípica, también los irritantes químicos como el cloro, los detergentes, algunos jabones e incluso algunas cremas, ácaros, polen, todo aquello que logre destruir la capa cornea de la piel, que contenga proteasas, enzimas destructoras de las proteínas. Todo esto y la genética harán una piel muy porosa, ideal para desarrollar una dermatitis atópica.

Como puede apreciar, querido lector, la dermatitis atópica no es otra cosa que una manifestación de una hipersensibilidad general, pero que se manifiesta en la piel, y si consideramos que el órgano más grande del cuerpo es la piel, pues será ahí donde se manifestarán las alteraciones características de esta dermatitis

Las manifestaciones clínicas sobre todo en la infancia son muy características con afección en cabeza, en el cuero cabelludo, en el cuello y en las mejillas inicialmente, pero luego estarán las lesiones en brazos y piernas, y lo dramático es que se puede generalizar a todo el cuerpo, denominado eczema generalizado, afectando enormemente la calidad de vida de ese individuo, si es menor, el tratar de evitar sacarlo y la curación será sumamente lenta, de lesiones que serán inicialmente escamosas, en pequeñas zonas y en cuero cabelludo, con mucha comezón, lesiones que irán haciéndose más grandes y abarcando más territorio de piel y al caerse esas lesiones costrosas de piel, quedará muy rojo (eritematoso), con la piel sumamente inflamada y dura, fase que deberemos evitar, ya que al iniciarse en un solo lugar, insisto, se puede generalizar y ser sumamente incómoda y desagradable.

Se requiere mantener esa piel humectada, se le darán cremas para humedecer, con aceite y agua, toda la piel sobre todo la afectada, si no se reseca o se mantiene húmeda esa piel,  se sentirá mejor y sin tanta comezón, a esta comezón, en medicina le llamamos prurito y es sumamente incómodo en este tipo de pacientes, por lo que se debe dar un medicamento antihistamínico, con el objeto de disminuir un poco esa terrible comezón, que muchas veces es el síntoma que los lleva a consulta.

Inicialmente se dan medicamentos no esteroideos, pero tarde o temprano se llegará a usar medicamentos esteroideos, por lo agresivo de este padecimiento en la piel, llamados de uso tópico, se usarán esteroideos de muy baja intensidad y por corto tiempo, sobre todo en zonas muy eritematosas, rojas, no se recomiendan esteroideos potentes, ya que causan problemas no solo locales, sino sistémicos (en todo el cuerpo), uno de los principales problemas de usar esteroideos fuertes es el adelgazamiento de la piel, atrofiándola y dejándola muy sensible y susceptible de alguna otra complicación.

Este padecimiento lo ideal es que sea manejado por un Dermatólogo, que le indicará justamente el esteroide perfecto para su piel, se llegan a usar antihistamínicos tomados, ya que la comezón, como se lo menciono, es sumamente intensa, incluso los antihistamínicos que llegan a sedar se pueden utilizar por la noche, ya que son pacientes que no duermen adecuadamente por la comezón, en ciertas ocasiones se debe llegar a usar medicación de tipo antidepresivo, ya que el estrés también es un factor altamente desencadenante de lesiones eccematosas, recomendar polivitamínicos, sobre todo vitamina D.

Es un padecimiento relativamente sencillo de diagnosticar, muchas veces lo difícil es el tratamiento, ya que cuando llega un paciente con el doctor, ya le untaron muchos medicamentos y le untaron también remedios que en vez de favorecer un proceso de desinflamación, lo exacerbaron. Hoy día el Dermatólogo ya va de la mano del inmunólogo y entre ambos logran erradicaciones de cuadros severos de dermatitis atópica.

Gracias.