Desarrollo sustentable

0
495

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Término acuñado en 1987, en Noruega, por la Comisión Mundial del Medio Ambiente, y desde su inicio aboga por la expresión sustentable; al inicio creó algunas confusiones por la traducción en los distintos idiomas, de sustentable, para evitarlo, por eso se acuñaron varios términos para identificarla, como son:  Desarrollo Sustentable, Desarrollo sostenible y Desarrollo perdurable.

Todo esto encaminado a vivir sin alterar tanto el entorno del planeta y con un desarrollo socioeconómico más humano, protegiendo completamente el medio ambiente, sin dañarlo, con objeto de no deteriorarlo, y que dure por más tiempo, sin dañarse, para que vivan las futuras generaciones de humanos.

Pero fue hasta 1992 que se aprobó en la Declaración de Río, se llevó de 4 a 5 años para ser aprobada, todo esto a fines del siglo XX, cuyos objetivos principales son no complicar, no comprometer la vida en el planeta, respetando los recursos naturales sin dañarlos, y mucho menos acabarlos, para hacer una tierra más habitable.

Mantener ese equilibrio que sea sostenible y sustentable por siempre, sin comprometer el planeta para una vida futura, usando los recursos que no se acabaran nunca, esos recursos se pueden reusar, asimismo invertir en ellos creando y desarrollando vida y llevar una convivencia mejor de la humanidad con el medio ambiente.

Toda esta idea se pasó a los seres humanos, a las empresas y a los gobiernos, orillándolos a crear y hacer proyectos adecuados y buenos, que permitan llevar una relación armoniosa, en lo económico, lo ambiental y lo social, con la naturaleza, para un progreso en todos estos ámbitos, y todo esto con objeto de tener un mejor planeta para vivir actualmente y, mejor aún, dejarles a nuestros hijos y nietos un mejor planeta.

Económicamente sustentable, que lo que se invierta en dinero, sea recuperable y sobre todo que no sea muy caro.

Socialmente sostenible, eliminar todo aquello que impacte negativamente, tanto en la sociedad como en el planeta, brindándole a la sociedad, beneficios de esa actividad, pudiendo ser trabajo.

Y la sustentabilidad ambiental, con mucho la más importante y la que es el vértice principal de la idea de generar un desarrollo sustentable, preservando la vida en el planeta y respetando la biodiversidad y los ecosistemas, permitiendo una vida de relación humano y ecosistemas, sin dañar este último y acabarse los recursos, por satisfacer una necesidad. Tener flujos de recursos que sean totalmente renovables, y con lo menos de emisores de tipo residual o emisiones de contaminación.

Compromiso muy del siglo XXI, con un desarrollo ya dirigido a cada empresa que exista en el planeta tierra, pero ya en 2018 y son pocas las empresas que ostentan ese sello de ser organizaciones con un desarrollo sustentable, es cierto, hay más empresas, pero faltan aun muchas.

Todo esto se desarrolló al ver que los recursos del planeta, literalmente nos los estamos acabando, y el planeta cada día esta más cerca de sufrir un cambio que pudiera ser caótico para la humanidad, y todo debido a ese uso desmedido de recursos, como son el agua, la gasolina, los minerales, la tala desmedida de árboles, el cambio climático desarrollado por la contaminación ambiental y los descuidos que podemos llamar el ecocidio que estamos haciendo los humanos de nuestra madre tierra.

Otro factor no menos importante es el económico, ya que con el objetivo de obtener recursos económicos, el ser humano vende todo, ahí está el petróleo, como un recurso no renovable que nos estamos terminando, aún hay muchos recursos sí, pero cuánto nos puede durar, de eso surgió la necesidad de utilizar los recursos no renovables lo menos posible y pensar en sustituirlos con recursos renovables y que no dañen nuestros ecosistemas.

Evitar a toda costa que el daño a los ecosistemas vaya a ser totalmente irreversible.

Bajo tres reglas:

1) Ningún recurso renovable se deberá usar a un ritmo más acelerado que el ritmo de su generación.

2) Ningún contaminante se producirá aceleradamente, antes de poder ser reciclado, neutralizado o eliminado del medio ambiente.

3) Ningún recurso no renovable no se deberá usar muy rápido, se debe esperar que el renovable actúe y funcione adecuadamente, para que sea sostenible.

Estas normas y reglas irán siempre tomadas de la mano del número de la población existente, y lo peor es que no para, siempre habemos más gente en el planeta.

Gracias.