Marihuana sí, marihuana no

0
859

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Se subió al pleno de las cámaras de senadores y diputados la iniciativa de ley para despenalizar la marihuana en todo el país, y así pasa de ser solo la ya autorizada para usos medicinales, ahora sea utilizada con fines lúdicos, para el total esparcimiento de las personas que son adictas (probablemente ya no se les llamará así) y si lo llegan a usar exclusivamente será para su uso propio y exclusivo, siempre y cuando sea en pocas cantidades (aún no se da una cantidad permitida) y no lo podrán comercializar, si lo usa solo él o la persona, no estará cometiendo un delito, ni estará penado por el estado.

Ya la COFEPRIS (Comisión Federal para Protección Contra Riesgos Sanitarios) y la SSA (Secretaria de Salud), han autorizado a distintos laboratorios la producción y distribución de la marihuana con fines terapéuticos, y se generó Jurisprudencia en ese sentido, ya que más de 5 personas se ampararon para la autorización con objeto de uso medicinal y los 5 amparos fueron autorizados para ese uso, al suceder esto, la despenalización en el uso lúdico de la marihuana, ya se vio como una meta cercana para las personas que están de acuerdo que se libere el uso de esta droga.

Y se están otorgando los permisos y licencias a los laboratorios para la producción y la distribución de la marihuana. Laboratorios nacionales e internacionales, podrán producir, cultivar y preparar para la venta, la marihuana.

Ahora con la nueva iniciativa se deberá pensar en despenalizar el uso para fines recreativos de la marihuana; ya varios países como Uruguay, que fue el primero, Colombia, Portugal, Holanda y al último Canadá, ya está permitido para fines de diversión, de tipo lúdico, México ya quiere pertenecer a ese grupo de países que ya usan la marihuana sin ser un delito.

Recordemos de Uruguay, el primero en autorizarla:  El 23 de diciembre de 2013, el presidente José Mújica, firmó la ley para que Uruguay fuera el primer país en el mundo en legalizar el uso de la marihuana, y legalizar la producción, ya se podrá sembrar sin ser delito, permitir la venta para consumo siendo solo para diversión o placer, solo en pequeñas cantidades, que se recomienda que sea 40 gr, y permitir su consumo, los objetivos que se tuvieron para legitimarla eran mejorar la salud pública, ya no se requerirán permisos para el uso por salud o por indicación médica, disminuir los riesgos al hacerla una droga permitida, deberán disminuir un poco el consumo, y se debe tender a promover la educación y la información, sobre todo en la prevención del consumo de la marihuana y los daños que causan a la salud, y las consecuencias negativas del uso de las drogas, proteger a la población de los riesgos asociados al trafico ilegal de drogas y estupefacientes, con lo que se deberá tender a disminuir el crimen organizado, en este último punto es donde Uruguay asestó un golpe al quitarle el mercado a los traficantes ilícitos, y tratar de usar los impuestos y las ganancias en la venta de esa marihuana en programas sociales, como es la educación y el tratamiento y la prevención del uso de drogas.

Cómo podrá uno acceder a esa droga:

Cuando sea para uso medicinal, deberá ser recetada por un médico especialista en tratamiento para lo que se requiera, ya sea un Neurólogo o un especialista en el dolor y aprobado por SSA.

Para sembrarla; que la persona la cultive hasta 6 plantas en su vivienda y cosechar nada más de 480 gramos, o bien pertenecer a un grupo cannábico, compuesto de 15 a 45 miembros y podrán cultivar hasta 99 plantas, siendo igual la cantidad 480 gramos por cada miembro del grupo.

Venta en farmacias autorizadas, pudiendo comprarla solo adultos, mayores de edad y se podrán comprar solo 10 gramos por semana.

Las restricciones; no fumar en espacios cerrados o públicos, no fumar en horas de trabajo, no fumar en centros de salud u hospitales, escuelas y áreas deportivas. Solo lo usarán mayores de 18 años y con residencia en el país que lo autoriza.

El uso personal que puede cargar sin ser delito son 40 gramos en Uruguay, están estrictamente prohibidos todo tipo de comerciales en revistas, radio y televisión, no se puede manejar bajo la influencia de la marihuana, se darán las mismas penas que a la persona que maneja alcoholizada, en farmacias no se pueden exhibir al público y solo lo venderán farmacias especializadas, con entrada a dichas farmacias a solo mayores de edad con identificación y perfectamente identificado y usadores de la marihuana, bajo estricto control de venta.

En Uruguay, aun ya legalizada la marihuana, el 50 % se sigue consiguiendo y comprando en la forma legal, para el consumo de personas menores de edad, o aprecios más económicos,  y se ve que aun así el 50 % persiste en la venta ilegal, vía narcotráfico, predominando la causa de compra por las edades (menores de edad), por el precio (más económica aunque sea de menor calidad), y para no aparecer en las listas de los pacientes que usan la marihuana (políticos, profesionistas, miembros de los gobiernos, gente pública que no le gustaría aparecer en esas listas de uso permitido).

En Canadá, el otro país y último en autorizar como legal el uso de la marihuana, Trudeau, primer ministro canadiense, argumentó que se disminuirá el narcotráfico en Canadá, pero el mayor problema que genera el uso de Cannabis no es el de salud pública, sino que genera delincuencia y las explotaciones asociadas al tráfico ilegal, analiza el español Pablo Iglesias pensar que al legalizarla se quitará de un plumazo el narcotráfico es pecar de optimista, y le pongo una frase escrita por Canaves, investigador español:  “El tráfico ilegal nace con la prohibición, pero la legalización no tiene por qué acabar con él”, y pone como en España el tabaco es legal, y corrobora según Altadis, la principal tabacalera Española, que el 10 %, del tabaco usado es producto del tráfico ilegal, pese a que está autorizado.

Gracias.