Estomatitis aftosa recurrente

0
3763

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Este padecimiento, el llamado EAR, catalogado dentro de las enfermedades de difícil manejo, junto con la boca quemante, dolor anorrectal funcional, eructos espontáneos, Globus esofágicos o faríngeos, halitosis persistente, hipo prolongado y el incómodo prurito anal, son en gastroenterología, los llamados en forma coloquial “trastornos que nos trastornan”, justamente por su difícil manejo y la tendencia a las recaídas.

En este artículo toco lo referente a las aftas, que no son más que pequeñas úlceras recurrentes, cuyo germen infectante es un virus, el virus Herpes simple, y que son excesivamente incómodas para los pacientes, por el dolor que desencadenan y por la inflamación en la mucosa oral, que les impide comer, tomar líquidos y en ocasiones hasta hablar.

Existen enfermedades dentro de los cuadros de gastroenterología que conllevan la posibilidad de presentar aftas como son la enfermedad celiaca, la colitis tipo Crohn, los pacientes con CUSI y los pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida, desarrollada por contagio con el virus HIV, que hacen que un paciente pueda desarrollar una EAR.

Es con mucho un padecimiento muy común, ya que hasta un 25 % de la población ha cursado con una infección de este tipo, pero el problema se agrava cuando se hace recurrente, y cada vez que se reactiva este cuadro son periodos muy difíciles para esos pacientes.

Clasificamos en tres a este tipo de padecimiento

El EAR tipo 1, esta es la forma más común hasta el 80 % de este tipo de padecimiento está en este subgrupo del tipo 1, las típicas úlceras o aftas iniciaron en estos pacientes desde la infancia, y presenta una reducción a los 30 años aproximadamente. Úlceras redondas, planas, con un halo inflamatorio que es el doloroso, y como muchas de esas lesiones casi confluyen el área es extremadamente dolorosa, afectan la lengua en el dorso y el paladar, también las mejillas en su parte interna, curan en dos semanas y no dejan cicatrices.

Tipo 2 o EAR mayor, raro, solo el 10 % de los pacientes con aftas presentan este tipo, donde las úlceras son mayores en su tamaño hasta 1 cm, con la misma distribución variando el tamaño, y el brote dura más de 6 semanas y esta sí deja cicatrices, también llamada “peri/adenitis mucosa necrótica recurrente”.

Tipo 3 o EAR herpetiforme, esta forma es la más rara, y para colmo esta no está desencadenada por el virus herpes simple, su desarrollo es por la presencia de más de 100 úlceras, que se llegan a unir entre ellas, y que tardan un mes en desaparecer, y todas ellas dejan cicatrices, esta es más común en mujeres.

El tratamiento local irá en dirección a evitar que las úlceras virales existentes se infecten y sean infectadas, lo que generará lo que llamamos una superinfección, recomendándose hacer gárgaras y buches de algún antiséptico bucal, se pueden usar medicamentos anti hongos, no porque estos maten a los virus sino porque previenen la presencia de hongos en las lesiones, como terapia sistémica para todo el cuerpo están la prednisona y los antagonistas de los leucotrienos, como el montelukast.

Y como inmunomodulador está la talidomida, a razón de 50 a 100 mg, no recomendado en mujeres en edad fértil. Procurar dar dosis elevadas de vitamina C, y hay quien ya ha usado la laser terapia.

Es un padecimiento por demás incómodo que hace que los pacientes que las padecen vivan literalmente un infierno por el dolor, con ardor y la dificultad para comer y hacer su aseo bucal, y que desgraciadamente tiende a repetirse, en ocasiones hasta frecuentemente ¿cuándo? al disminuir sus defensas como cuando tienen fiebre, cuando tienen un cuadro gripal severo o cuadro de bronquitis, que al bajar sus defensas hacen que los virus de herpes simple que se encuentran alojados, por así decirlo, en los ganglios, en el área retrofaríngea, y que ante cualquier embate que baje las defensas, prenderán de nuevo ese tipo de lesiones, y lo peor de todo, no desaparecen, siempre estarán latentes para su aparición en cualquier momento.

Gracias.