Prioridad del cáncer de mama

0
836

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

A nivel mundial el cáncer de mama se ha convertido en el más frecuente de los cánceres que atacan a los seres humanos, y hasta el hombre puede llegar a padecerlo, en relación de 1 a 150 con la mujer.

Común en todo tipo de sociedad y en todo tipo de mujeres, sin importar su raza, con ligera tendencia actual en países desarrollados, en regiones donde la mujer es blanca, caucásica y con alto poder económico se presenta a razón de 100 casos por 100 mil mujeres, y en mujeres morenas, mestizas, con poder económico de mediano a débil se presenta en un 60 de casos de cáncer de mama por cada 100 mil mujeres.

México ocupa no uno de los primeros lugares en la incidencia de cáncer de mama a nivel mundial, pero sí un 8 a 9 lugar internacional nada despreciable, que obliga a que a todo nivel, como dice el nombre de este artículo, debamos darle prioridad al estudio y el escrutinio de pacientes femeninos con objeto de detectarlo a tiempo, y en esto lleva un punto muy importante y clave la realización de una autoexploración. De aquí que se hagan campañas de concientizar a la población femenina de auto explorarse.

Desafortunadamente desconocemos la causa o las causas que puedan en un momento determinado desencadenar que las células de una glándula mamaria se tornen a ser malignas, pero en cambio sí sabemos cuáles son los factores de riesgo que debemos siempre indagar, vigilar y si es posible modificar con el objeto de evitar la aparición de este terrible mal.

Sabemos que no es un solo factor, que son muchos los que orillan a desarrollar un cáncer de mama, aquí le anoto algunos de ellos; mujer mayor de 40 años, que genéticamente presente genes llamados BRCA1 y el BRCA2. Diagnóstico previo de alguna alteración en mama desde una fibroadenopatia, un absceso o un tumor o masa, que nunca se haya embarazado, que nunca haya amamantado a un bebé, que su regla haya empezado a muy temprana edad, que alguien en su familia, siendo familiar directo haya padecido de cáncer de mama, que presente una menopausia tardía, muy común el uso prolongado de estrógenos, sobre todo en caso de control de la natalidad,  y en caso de menopausia, se debe incluir la diabetes y la obesidad.

Si hay datos de cáncer en un lado en una mama, cabe la posibilidad que pueda presentar cáncer en la otra mama, de aquí la necesidad de vigilar a estas pacientes.

El punto más importante es que el 80 % del diagnóstico se hace por la palpación de una tumoración indolora, pero un 10 % muestran dolor o una deformidad en la forma de la mama. Y de un 8 a 10 % restante en una exploración por un médico. He aquí la importancia de la autoexploración, y la necesidad que se haga adecuadamente, iniciando con la vista, frente a un espejo, viendo deformidad o la aparición de tumoraciones, así como retracción en la piel, y la relación areola/pezón, y posteriormente la palpación.

No hay inicialmente síntomas que puedan hacer pensar que el tumor está ya ahí presente, algunas veces dan síntomas más marcados los órganos a los que se fue una metástasis.

Verificar si hay sangrado a través del pezón, deformidad en el área y cambios en la coloración, en la temperatura y en la piel. Palpar ambas glándulas mamarias, parada, frente al espejo, acostada en una superficie semidura y durante el baño, en la regadera con las mamas mojadas. Dentro de la exploración deberá de explorarse también las dos regiones axilares, en la búsqueda de ganglios linfáticos crecidos, que nos hagan pensar que esa tumoración ya dio metástasis a esos ganglios.

La importancia de hacer diagnóstico con los tumores pequeños, menos de 1 cm, es que son completamente curables, con la resección y con quimioterapia, de ahí que se piense en el pronóstico de estas pacientes, debajo de 5 cm tendrá un mejor pronóstico que si es mayor de 5 cm el tumor, si cuenta con ganglios axilares en la región axilar, duros, palpables, será de muy mal pronóstico; si presenta receptores de estrógenos o progesterona será de buen pronóstico, si el grado histológico es bien diferenciado, signo buen pronóstico, si es poco o mal diferenciado, será de muy mal pronóstico, y claro, la estirpe histológica del tumor, seguiré insistiendo, que si elaboramos un diagnóstico temprano, podremos dar un tratamiento oportuno y adecuado que permitan que una mujer sobreviva más de 5 años, diagnóstico tardío, muy mal pronóstico, de aquí que, se tome como una prioridad en la salud femenina, que todas, absolutamente todas las mujeres, sepan realizar una adecuada autoexploración, ya que sus ojos y sus manos serán las primeras en detectarlo, ejercite su vista y ejercite su tacto, ayudará a mantener su salud mamaria adecuada, ante este flagelo mundial del Cáncer de mama.

Gracias.