Polarización

0
113

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Tema muy común en estos días, en el que por diferencias y discrepancias, más políticas que religiosas, incontables amigos, familiares, incluso esposos e hijos, se ven distanciados o peleados entre sí, ante la imperiosa necesidad de defender su decisión o punto de vista, incluso aunque en un momento dado entendamos que estamos equivocados.

En cuanto a esa polarización social, lo hemos permitido como sociedad, oyendo y entendiendo lo que queremos oír, y si alguien dice lo que quiero oír, más a mi favor, y le pongo un ejemplo muy actual, en África se informó por el brazo gubernamental que la religión católica era mala y que se debería iniciar un exterminio de los que fueran católicos, en algunos países de África, no respetando la libertad de culto, ni respetando los derechos humanos, fue tanta la polarización, la separación que ese brazo gubernamental hizo, que se inició una literal cacería sobre los católicos, cacería que el mismo pueblo hizo contra el mismo pueblo, un grado de polarización que dañó a esa sociedad.

Para iniciar una polarización se inician noticias y comentarios que un sector social quiere oír, y desgraciadamente va dirigido al grupo social más débil, más necesitado y con menos cultura, con el objeto de generar controversia y que defienden su posición, con tendencia al fanatismo. Nosotros como seres pensantes, sin importar el grado de estudios, debemos impedir que como seres humanos nos polaricen, eso generará esa división que nos podría llevar a un caos, por las peleas o pleitos que se puedan desencadenar con dividir a una sociedad que de por sí ya se encuentra dividida.

¿Qué debemos hacer? Respetar, respetar y respetar, no podré en estar de acuerdo contigo, pero debo respetar tus creencias y tus ideas, al tomar partido con unas ideas y estas se radicalizan ya no se llamará polarización, será radicalismo y se inicia la total descalcificación del oponente y esto es sumamente peligroso en una sociedad, ya que la enferma y la puede llevar a hacer aberraciones sociales como los grados africanos, pensar en un total exterminio de un grupo supuesto antagónico, llevándolo todo esto hasta un fanatismo.

Como sociedad, reitero, debemos impedirlo, ser más tolerantes, ejemplo, lo relacionado con las religiones, es una total aberración hacia otras religiones que no sean la nuestra, debemos respetar sus creencias aunque yo no crea en esa religión, en fin, el todo poderoso al que le recemos cada religión será el mismo con diferentes formas de llegar a él pero será el mismo, unos le llamarán Jehova, otros Alá, Dios, Mahoma, Confucio, en fin, aceptar esas culturas nos vuelve humanos, y esa intolerancia, ese odio y ese rencor llevado a polarización extrema generará tarde o temprano violencia, que nos convierte animales.

Violencia que no debería existir en la raza humana, pero cada día la queremos alimentar más, repito, nos toca como seres humanos racionales evitar esto, véalo en su familia, cuántos de sus familiares se han alejado de usted o de su familia por ideas religiosas, políticas, sociales, alejamientos que no debería haber en una familia, y si se da en familias, con mayor razón en la sociedad, divisiones que son desencadenadas por generar una polarización, patológica y mal intencionada en toda la extensión de la palabra.

Evitémosla, pues como una sociedad unida y con cuyo objetivo es vivir bien y sin problemas sociales.

Nuestro país es muy rico, ha sobrevivido pese a los cambios sociales que se han generado en él, veamos en otros países actualmente la polarización es ya patológica y fuera de toda razón, veamos a Korea, USA, Venezuela, varios países Africanos y algunos países centroamericanos

Evitemos pues ser de esa lista de países y no son los gobernantes, ellos trazan sus líneas de conducta, será la sociedad de cada país que lo permita, no nos polaricemos.

Gracias.