Ley de Murphy

0
208

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Todo surgió de un principio totalmente empírico, partiendo de una ocurrencia de alguien que dijo “si algo malo puede pasar, pasará”, y se aplica en todo tipo de desarrollo de cualquier forma en las relaciones humanas; aunque inició en la aeronáutica, donde algo sale mal desde el principio, y esto es una serie de aspectos que complican más una situación.

Para esto le pondré un ejemplo, sobre todo en mi área Médica, que tampoco queda exenta de esta famosísima ley de Murphy, vea usted este ejemplo:  Mujer médico, de 43 años de edad con miomas en el útero (tumores en la matriz), decide quitárselos mediante histeroscopía y electro fulguración con láser, ingresa al hospital, no la pueden ingresar porque no corresponde a ese hospital, pero hablan con las autoridades y logran ingresarla (inició mal, primer error); al ingreso en urgencias no le pueden aplicar su venoclisis para sus soluciones intravenosas y la pican en sus brazos demasiadas veces (segundo error); total, ya la canalizan y se pasa a quirófano, el médico que le corresponde la cirugía no está (tercer error), debe realizar su cirugía un médico que no la conoce. Al iniciar el procedimiento batallan con la aplicación de la anestesia (cuarto error), ya se la aplican y le duele la cabeza pero la operan, en el procedimiento todo parece ir bien pero la disección (corte de los miomas), debió ser más amplia de lo esperado y se perfora el útero (quinto error), incidentalmente se perfora un intestino con el láser y le genera una peritonitis, que no se detecta sino hasta el 3er. día que la paciente debió haber sido llevada a terapia intensiva por la gravedad y el estado de shock que presenta, se decide operarla nuevamente ya en forma abierta (laparotomía) y se apareció la lesión perforante intestinal y se hizo una resección y entero/entero anastomosis (sexto error), sale a terapia intensiva y se deja por 10 días.

Ahí, donde se debió reintervenir por la gravedad de la peritonitis (séptimo error), esto, querido amigo, es la ley de Murphy en toda su extensión; si algo puede salir mal, saldrá.

Parece una historia de terror, pero nada de lo que está aquí anotado es mentira, por razones obvias no se anota nombre de la paciente ni el nombre del hospital donde sucedió.

Totalmente una ley empírica, considerada una ley natural, le llaman entropía (ley del caos) y nos queda a nosotros para evitar su presencia, mejorar la atención y los cuidados al realizar una actividad, para que mi error si es que se da, no sea parte de una cadena de errores, uniéndome a los errores de otros y juntos llevemos a plenitud de esta ley de Murphy, pudiendo llegar a ocasionar un daño desde leve hasta grave y lo peor aún irreparable, como suele suceder.

El autor de esta ley fue David A. Murphy Jr. desde 1949, que trabajó en USA, en experimentos con cohetes, fue el que mencionó esta ley al realizar un experimento al ejercer aceleración a un cuerpo y determinar las fuerzas G, desarrolladas por la pérdida de la gravedad, pero al hacer las determinaciones mostró que marcaba cero la determinación, pero se dio cuenta que su asistente colocó los cables al revés, así que no podía haber ninguna lectura, a lo que sus compañeros, más que el propio Murphy, llamaron la ley Murphy, diciendo si una persona tiene la posibilidad de cometer un error o hacer un error, lo hará. Y no porque quiera, sino porque así es la ley de Murphy, pasa aunque no queramos y sucede aunque no tenga que pasar, y si se presenta a ese problema o desviación del caso y se le agregan uno y otro error, se verá como el ejemplo que les menciono al principio.

Aparecieron luego varias versiones que decían “si hay mas de una forma de hacer un trabajo y una de ellas culmina en desastre, alguien lo hará de esa manera”, escrito así por los hijos de Murphy.

Sea como sea, se describió esta ley y vemos cómo hasta el momento actual tiene vigencia. Fue en los años 50 en que más publicidad se le dio a este tipo de ley y no solo se aplica en aviación o en medicina, se aplica en todas las acciones que el hombre puede desarrollar y que una de las posibilidades de esa acción sea una catástrofe, puede suceder, y no puede ser solo una, pueden ser varias a la vez.  De una manera o de otra la situación de error se dio en esa acción, y desencadenó una catástrofe, que al fin del día podía suceder. ¿Por qué a esa persona y no a otra? es donde la ley de Murphy actúa.

Para muchos en el juego de golpes de suerte, mala suerte. Apoyada actualmente con la ley de Finagle, que dice: «Si algo puede salir mal, saldrá mal»; una variante más actual de la ley de Murphy.

Gracias.