Diarrea del viajero

0
198

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

El hecho de viajar y cambiar no solo su medio ambiente, sino también el agua que bebe y sobre todo su alimentación, lo harán susceptible de padecer la terrible y odiada “diarrea del viajero”, y estas se desencadenarán por ingerir alimentos o agua contaminada con bacterias llamadas enteropatógenos, bacterias que infectan el intestino y desencadenan cuadros diarreicos, desde leves hasta graves con deshidrataciones severas.

Siendo tanta gente viajando todos los días, son miles de casos de diarreas del tipo del viajero, y estos pacientes acudirán a los servicios médicos del sitio a donde estén de viaje. Dependerá del sitio al que viaje y de la situación de salubridad en esa área que visita, y sabemos que hasta un 85 % de los casos de diarreas son bacterias las que desencadenan este cuadro, un 10 % desencadenada por parásitos y solo el 5 % será desencadenada por virus, de ahí que debamos enfocar nuestro conocimiento a las bacterias, ya que ellas son las que más generan un cuadro infeccioso del viajero.

Como todo en la medicina, la prevención es lo primordial, si viaja, no tome agua de procedencia desconocida, aguas de carritos en la calle o bien raspados con hielo, igual de dudosa procedencia, tome agua purificada y helados o nieves de establecimientos bien salubres, la comida es más difícil ya que usted puede suponer dependiendo el  lugar donde coma, que sea de mejor calidad y aseo en su elaboración, pero aun en lugares muy limpios, se podrá infectar de una bacteria que es la más común en este tipo de cuadros, la Escherichia coli, desencadenando cuadros diarreicos que son extraordinariamente escandalosos, ya que tendrá hasta 8 a 10 evacuaciones totalmente líquidas, de fétido olor y con excesivo ruido intestinal, y que ese ruido desencadenado por el movimiento intestinal tan severo, desarrollará un dolor tipo cólico que le será sumamente molesto, y que incluso lo llevarán a un servicio de urgencias de algún hospital o clínica cercanos.

La parasitosis más común para diarrea es la Giardiasis, pero esta seguida muy de cerca por la Entoameba Histolytica, agunos casos al generar la disbiosis intestinal, el cambio brusco de bacterias que trae el viajero de su lugar de origen y es colonizado por las nuevas bacterias del lugar al que llegó, se puede lograr una autolimitación, esto quiere decir que el cuadro infeccioso se auto limita curándose solo y espontáneamente en 24 a 72 horas.

Existen otro tipo de bacterias que pueden terminar desencadenando un cuadro también diarreico, aunque son más extrañas y depende el lugar o sitio al que haya viajado el paciente, como son la shigella, la salmonella, la campylobacter, muchas veces no se llegan ni a determinar la bacteria que desencadenó el cuadro diarreico.

Los pacientes directamente implicados en esta enfermedad son agentes viajeros, personas de vacaciones, las personas que van a excursiones al campo libre, peregrinos en marchas largas y prolongadas que se exponen a áreas insalubres y que los deja muy vulnerables ante el embate de las bacterias, principalmente desarrollando un cuadro diarreico severo.

¿Qué es lo que pasa? Un ser humano vive en una región, llamémosla Cuenca del Balsas, y ella al vivir ahí, los gérmenes que vivan en esa área, ese paciente identificará y no le serán tan agresivos, regresando a la E coli, pudiera ser que el tipo de E coli enteropatógeno, que es la que desencadena la infección de la cuenca del balsas a él en especial ya no le genera ninguna infección o no tan agresiva, vamos, su flora la identifica, pero si ese paciente debe viajar a la CDMX y allá toma agua de un vendedor ambulante y adquiere otra cepa de E coli, que él no identifica como conocida, ya bebe esa agua ya sea por sed o por económica, o bien come en una área insalubre de algún mercado, atrapará otra E coli, que él desconoce, y en ese momento su intestino hará lo imposible por sacarla en base a desencadenar diarrea, y en base a tratar de erradicarla, ya que a esa bacteria el cuerpo de ese paciente la desconoce como a la que él identifica en su medio ambiente, y habrá por esa razón desencadenado una diarrea con cólicos, malestar y hasta deshidratación.

De ahí se desprende que se insista si va a viajar, no coma en cualquier puesto en la calle, no tome aguas que usted suponga contaminadas, y lo más dramático es que aunque llevemos todos los cuidados del mundo esa diarrea se presentará inequívocamente en algunos pacientes.

Un ejemplo clásico y documentado, incluso con varias bajas por deshidratación, fue durante la conquista de la nueva España, los soldados españoles, muchos fallecieron, ya que al ingerir el agua y los alimentos contaminados con las nuevas bacterias y por la insalubridad existente, varios de ellos llegaron a presentar la diarrea del viajero con una deshidratación severa y actividad bacteriana intestinal grave, a esto fue llamada la “venganza de Moctezuma”.

Como hasta en la historia, la diarrea del viajero ha estado presente.

Gracias.