Extorsionador un mando de policía municipal, denuncian

0
717
Juan Carlos Luna Ochoa, subdirector de la Policía Municipal fue detenido como presunto extorsionador, pero se asegura que por presiones de la alcaldesa fue dejado en libertad.

Por Francisco Rivera Cruz

Al tiempo que en Michoacán, Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, advirtió que no se tolerará ningún abuso de policías contra los ciudadanos, en esta ciudad se reportó la detención de un mando de la Dirección de Seguridad Pública acusado del delito de extorsión.

El subdirector de Seguridad Pública Municipal de Lázaro Cárdenas, Juan Carlos Luna Ochoa, fue detenido por supuestamente pretender extorsionar a una mujer.

El mando municipal, presuntamente le pidió a Nancy Viridiana –y mientras ésta se atendía de lesiones– la suma de 15 mil pesos, después de que la mujer protagonizara un accidente automovilístico en la avenida Autonomía Universitaria, de esta ciudad.

El reporte del caso, trascendió, fue atendido tras intervención de la Unidad de Inteligencia Ciudadana de la Fiscalía Regional, el anterior sábado. Esa unidad habría detenido a Luna Ochoa.

Las negociaciones entre el funcionario municipal y la víctima salieron mal, ya que al no poder reunir la cantidad demandada, a Nancy Viridiana comenzaron a llamarle y amenazarla, según la denuncia presentada por la mujer.

El subdirector Luna Ochoa fue detenido y presentado ante el Ministerio Público por el delito de extorsión; se difundió en las redes sociales sin que el Ayuntamiento tuviera alguna respuesta, hasta ahora.

Dos situaciones sí trascendieron tras circular la información: que abogados del Ayuntamiento lograron la pronta liberación del directivo policiaco, y que durante la campaña, Luna Ochoa era jefe de escoltas de la ahora alcaldesa, María Itzé Camacho, de donde pasó a ser subdirector de la DSPM.

Cabe indicar que Alfonso Durazo Montaño, estuvo en Michoacán donde en conferencia de prensa dijo que se cuidará que elementos policiacos no protejan a delincuentes y tampoco actúen contra ciudadanos, independiente de la corporación a la que pertenezcan.