Inmunología básica

0
427

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

El sistema inmunitario es el encargado de la defensa de todo organismo humano, y está compuesto por células, tejidos y órganos que coordinadamente funcionan para defender un organismo contra todos los agentes patógenos externos como las bacterias, los parásitos, los hongos, los virus, las rickettsias, una definición genial de Roitt; sencilla pero exacta que el sistema inmunitario diferencía lo “propio” de lo “ajeno”, y lo ajeno lo agrede y trata de destruir.

El funcionamiento del sistema inmunológico es extremadamente complejo, al grado que existe ya una especialidad en medicina que se encarga del estudio de las reacciones inmunológicas de un organismo, pero podemos considerar que es en dos partes; una que es reconocer y desconocer al agente patógeno y la otra parte, eliminar ese agente en base a coordinar un amplio repertorio de células, moléculas y reacciones que harán que se destruya ese microorganismo ajeno a el cuerpo.

Existen 3 líneas de defensa en un cuerpo humano, son:

1.) Las barreras físicas, como la piel, las mucosas, siendo esta la mejor manera de defender, al no dejar entrar a los patógenos al cuerpo, una piel intacta es una barrera excelente de asilamiento de patógenos, además el sudor y el ácido láctico con los ácidos grasos defienden muy bien a un cuerpo, aquí entra la tos y el estornudo para sacar esos gérmenes patógenos.

2.) La respuesta inmunitaria innata, poco específico, pero con un amplio espectro de actuación, su función inicial es destruir al germen al ingresar al cuerpo, mediada por fagocitos, linfocitos NK y complemento, nada específicos, muy generales, pero de primera lectura de un agresor en el cuerpo y además alertar a otras células inmunológicas de la presencia de ese patógeno, para formar la…

3.)  Respuesta, que es la respuesta inmunológica adaptativa, ya con células específicas para destruir a un agente patógeno específico, esta se desencadena cuando los patógenos pasaron las otras dos barreras, y aparece después de varios días de interacción inmunológica, donde actúan los linfocitos T y B, y ellos reconozcan a los alérgenos, y de los linfocitos el B es el más importante, ya que al interactuar generarán la Ig, inmunoglobulinas, propiamente anticuerpos de defensas específicas y dirigidas a un germen.

En la inmunidad también juegan un papel sumamente importante los órganos linfoides primarios, como son el Timo, la medula ósea, el Bazo, los ganglios linfáticos, todos ellos juegan un papel muy importante en la respuesta inmunológica, y qué pasa cuando ese sistema inmunocompetente responde con exageración o sus respuestas son muy fuertes, aparecerá una hipersensibilidad, que habla de una excesiva e inadecuada respuesta inmunológica frente a los antígenos ambientales que habitualmente no son patógenos, y tenemos 4 tipos de hipersensibilidad:

Tipo I, Anafiláctico: como la anafilaxia, a algún medicamento o alimento, y el asma bronquial, cuyo mecanismo inmunitario es la formación de IgE, liberación de aminas vasoactivas, y otros mediadores basófilos y mastocitos.

Tipo II, Citotóxico, como la anemia hemolítica, la eritroblastosis fetal, o el Good pasture, mediada por IgG y por IgM, células diana de fagocitos, destrucción de células como la anemia falciforme.

Tipo III, Inmunocomplejos Inmunitarios, reacción de Artus, Enfermedad del suero, y el Lupus Eritematoso, y la glomerulonefritis aguda. Basándose en la activación de complejos antígeno/anticuerpos, y la liberación de enzimas lisosomales.

Tipo IV que es un celular tardío, como la dermatitis de contacto, y el rechazo a los órganos de trasplante, mediada por linfocitos T, sensibilizados y la formación de granulomas.

Existen muchas versiones ¿por qué algunas personas son más sensibles que otras?, muchas teorías, las más favorecidas son el contacto repetitivo con bacterias desde la infancia, así como la excitación constante del aparato inmunocompetente y el abuso de sustancias tanto tóxicas como antibióticos como la exposición repetida a gérmenes que hacen que el sistema inmunocompetente reacciones en forma exagerada, y se genere algún tipo de hipersensibilidad, que en algunas ocasiones ha llegado a ser mortal.

Gracias.