No estaban desaparecidos, andaban de parranda gastando dinero robado

0
302
Tres jovencitos de secundaria de Jacona, provocaron la movilización de más de cien elementos policiacos y del ejército para localizarlos, mientras ellos se daban la gran vida en Zacatecas, gastándose 300 mil pesos que uno de ellos le robó a su abuelito.

Jacona, Michoacán.- Los tres menores estudiantes de secundaria, originarios de Jacona, que fueron reportados como desaparecidos, y que resultó que andaban de parranda en Zacatecas, se daban la gran vida gastando los 300 mil pesos que uno de ellos le robó a su abuelo.

El tema de su desaparición provocó la movilización de policía municipal, de Michoacán y de la Fiscalía, así como familiares y amigos de los menores quienes estaban preocupados.

Todo se registró el pasado viernes 22 del presente mes, que se reportó su desaparición, luego de que acudieron a su escuela: la Secundaria “Francisco J. Múgica”, localizada en esta población de Jacona y ya no regresaron a sus hogares.

Ante lo ocurrido los familiares de los adolescentes presentaron la denuncia respectiva ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y de esta forma se activó la Alerta Amber. Hubo un intenso operativo en la zona occidente de la entidad para encontrarlos en el que participaron cerca de 100 elementos, entre ellos de la Policía Michoacán, de la FGE e incluso del Ejército Mexicano.

Al final, la FGE detectó en sus cuentas de redes sociales sus publicaciones y comenzaron a seguir la pista y la Fiscalía General de Zacatecas hallaron a los muchachos (uno de 12 y dos de 13 años de edad) cuando llegaban a un hotel en la ciudad de Zacatecas donde estaban hospedados, esto fue el martes 26 de los corrientes.

Sobre el caso, los contactos que saben de este asunto, detallaron a este medio que uno de los chicos, de quien se omite su identidad, hurtó 300 mil pesos de su abuelito y así invitó a sus dos amigos a irse de pachanga.

En Zacatecas los jovencitos se pintaron el pelo: dos de azul y otro de rubio, compraron ropa, se dieron varios lujos y hasta alimentaron a un perro de la calle afuera de una tienda de conveniencia, muchas de estas cosas las presumieron a través de las redes sociales, en las cuales pedían que no los buscaran más porque ellos vivían felices.

“Estoy bien ya déjenme de buscar ahora soy feliz y ps quiero ser feliz espero que me perdonen luego pagaré mis deudas”, escribió uno de ellos en su muro de Facebook en el que también publicó luego de que los encontraron a él y a sus amigos: “Gracias por aser nos memes siempre lo quisimos ser gracias neta”. También se fotografiaron con el dinero robado.