Acusación de corrupción es fuego amigo y asunto político, afirma ATO

0
85
El Secretario Técnico de la Presidencia Municipal, Adolfo Tovar Ontiveros, señaló que no tiene de qué preocuparse, que la acusación en su contra tiene trasfondo político.

Por Francisco Rivera Cruz

A varios días que se señalara que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción dependiente de la Fiscalía General del Estado investiga a cuatro funcionarios de la administración municipal de Itzé Camacho, el exalcalde y hoy secretario técnico, Adolfo Tovar Ontiveros, dijo que no hay delito que perseguir porque lo que asoma es un trasfondo político.

Entrevistado en su oficina, el alcalde interino durante el llamado michoacanazo, en la administración de Mariano Ortega Sánchez, de entrada dijo que era poco lo que tenía que abonar en este tema, porque según la información, en el caso suyo es señalado de haber cobrado un salario alto.

“Quiero puntualizar que yo no soy instancia para autorizar movimiento de salario ni para arriba ni para bajo. Sin embargo, se ha hablado mucho de este tema y le corresponde directamente a la Presidente Municipal, es la única facultada para autorizar salarios”.

Indicó que ya tuvo una entrevista con la Fiscalía de Lázaro Cárdenas. “Fui claro. Obviamente contra Adolfo Tovar no puede pasar absolutamente nada. Yo no me estoy incrementando el salario. No estaría haciendo mal uso de los recursos públicos”.

Al cuestionarle a qué apunta el caso, sostuvo que es con fondo político. Y aunque no le gusta aventurar, cuando se está en un cargo público es blanco de muchas invenciones, mentiras, ataques de fuego amigo, y de los que no son amigos que a veces los mueve la envidia.

Argumentó que la Presidente Municipal le ha dado mucha confianza para que sea de ayuda en su administración, no sólo en la Secretaría Técnica sino en Fortaseg y en otras áreas, muchas de ellas cuestiones sociales.

Adentró que estaría teniendo compensaciones a sus tareas. Recordando que le pidieron coordinar la campaña a 35 días de la elección, y aunque las encuestas no daban a favor de Morena, aplicó algunas técnicas y felizmente María Itzé Camacho y 7 regidores de Morena llegaron, “por lo menos debería haber por parte de todos agradecimiento, sino no estarían aquí, ni yo”.

Ahondó que la alcaldesa valoró el asunto político que se desarrolló “y en eso juzgó que yo era sujeto que podía ganar lo mismo que ganaba el secretario del ayuntamiento, sin embargo entiendo que el error pudo haber sido que no estuviera presupuestado y en ello se caiga el asunto administrativo”.

¿Adolfo Tovar ve fuego amigo?

-Es. El síndico, que no lo acuso, no puso un cinco para la campaña y es síndico, pero al llegar al cargo se extralimita y quiere ser la muñequita del pastel y aparecer en todas partes. Eso que obviamente también es sujeto de observaciones.

¿Cree firmemente que no hay mal uso de recursos?

-Absolutamente, ninguno, te lo afirmo.

¿No deberían apartarse del cargo para ser investigados?

-Es que aquí no hay ningún delito. ¿Es delito que yo, siendo tu jefe te hubiera aumentado tu sueldo? ¿Tú serías objeto de un delito?; pues claro que no, en todo caso sería yo que autoricé el incremento de salario, pero ¿tú por qué?

¿Deberían investigar a la presidente?

-Tendrán que llegar al fondo de las cosas. Cada quien debe hacer su investigación. No pasa nada pero aquí esto se revive cuando quitan al Contralor. El asunto viene de tres o cuatro meses y se retoma ahora. ¿Por qué se manda una nueva notificación?; porque tiene un fondo político obviamente. Soy el blanco que no tiene ningún sentido, pero cuando tú te sientes agredido, pues digo, te agarras hasta de una reja ardiendo, como dice el dicho.

¿Habrá defensa ante la autoridad o contrademanda?

-Yo no lo acuso, pero se me hace muy raro que el tema se retome a semana y media de que salió el contralor renunciado por el cuerpo de gobierno.

¿Hay declaración de Tovar ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción?

-Ya emití mi declaración.

¿Espera exoneración?

-Pero es que no hay qué, porque no cometí ningún delito. ¿De qué me podrían exonerar?, no hay un delito que perseguir es un asunto político cien por ciento.

Es de señalar que los otros tres funcionarios requeridos son el tesorero Manuel Esquivel Bejarano, la oficial mayor Leticia Alejandre Palma y el ex jefe de Reglamentos, Servando Jaimes Gómez. De los que los primeros dos se negaron a dar declaraciones “por falta de autorización”.