HABRÁ FISCALÍA HÍDRICA PARA SANCIONAR A QUIEN CONTAMINE EL AGUA: FELICIANO

0
304
Por no tratar las aguas residuales que produce la población de Guacamayas y otros sitios más, el municipio de Lázaro Cárdenas estará siendo sancionado por no hacerlo, dijo el diputado federal por este distrito, Feliciano Flores Anguiano.

* El ayuntamiento de Lázaro Cárdenas estaría entre los municipios a sancionar, debido a que por ejemplo, en Guacamayas, todas las aguas negras que produce la población, no reciben ningún tratamiento.

Por Rafael Rivera Millán

Será en el mes de febrero próximo cuando el diputado federal por este distrito, Feliciano Flores Anguiano, quien preside la comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados del Congreso de La Unión, cuando presente la iniciativa para una nueva Ley General de Aguas Nacionales, en donde entre otras cosas se contemplará la creación de una Fiscalía Hídrica, que se encargará de vigilar y demandar ante quien corresponda las sanciones pertinentes para quien ensucie o contamine el agua y sobre todo, todo aquel municipio que no trate sus aguas residuales.

En este sentido, el diputado federal morenista dijo que en el caso de Lázaro Cárdenas, el ayuntamiento que también encabeza la morenista Itzé Camacho, estaría entre los municipios que se estuvieran sancionando a raíz de dicha ley, aunque hay que recordar que en varias ocasiones la Comisión Nacional del Agua ha impuesto fuertes multas ya al Comité de Agua Potable y Alcantarillado (CAPALAC) por no dar ningún tratamiento a las aguas residuales que produce la población de Guacamayas, las que invariablemente van a dar “crudas” al río Balsas, contaminándolo con millones de litros de aguas negras cada 24 horas.

Sobre este tema, dijo que ha se ha enviado un especialista en tratamiento de aguas a la comuna porteña para elaborar un proyecto para echar a andar esa planta y algunas otras más, “pero volvemos a lo mismo, necesitamos que la presidencia municipal o el CAPALAC nos entregue el proyecto para que podamos intervenir, a fin de que lo valide la CNA y luego se puedan bajar recursos para este tipo de obras, pero primero tiene que estar el proyecto y luego la alcaldesa firmar el convenio respectivo”, precisó.
A lo mejor dijo, ha sido culpa del CAPALAC, organismo al que parece le ha faltado un poco más de empuje para hacer este tipo de proyectos.

Al pedirle un diagnóstico de cómo está Michoacán y el país en general en materia de tratamiento de las aguas residuales que produce la población, dijo que en toda la nación la situación es complicada, pero que donde más se contamina por este tipo de cosas es donde hay más industrias.

E insistió que a raíz de la nueva ley que se plantea sea aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados del Congreso de La Unión, se establecerán mecanismos para que haya un uso más adecuado del agua, y sobre todo que se sancione a quienes la ensucien o no hagan el tratamiento de las aguas residuales. “Necesitamos poner más atención y valorar un poco más la utilidad del agua, sobre todo en los estados del centro y sur del país, donde la situación es más crítica”, recalcó.

Respecto a la contaminación del río Balsas, el legislador federal indicó que a su juicio es en esta parte de su desembocadura donde más se contamina, ya que por su largo trayecto, por el mismo efecto de su recorrido por los estados donde cruza hasta llegar al mar, se va limpiando, solo que aquí en esta parte final es donde más se le contamina.