Desnutrición en pacientes de la tercera edad

0
848

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Como en pediatría, en los pacientes de la tercera edad son distintos los parámetros para valorar una desnutrición, asimismo, la forma de presentación y el daño que se presenta a un paciente desnutrido, aunque en sí la desnutrición siempre será mala a cualquier edad; al paciente senil lo vuelve más vulnerable, más frágil y más susceptible a presentar daños irreversibles, de aquí que debemos diagnosticar y cuidar su estado nutricional.

En la geriatría actual se hace una valoración nutricional de los pacientes adultos mayores muy completa, que debe reunir dos de los siguientes criterios:

Debe tener una ingesta de energía insuficiente.

Debe contar con pérdida de peso involuntaria, pérdida de grasa subcutánea rápida, pérdida de masa muscular y la acumulación de líquido que enmascara la pérdida de peso, con una importante disminución del estado funcional.

Existen marcadores antropométricos, como es la pérdida involuntaria del peso de más del 5 % en 30 días, o bien 7,5 % en 90 días o 10 % en 180 días, contar con un 20 % del ideal de la talla de ese individuo, un IMC (Índice de Masa Corporal) menor de 22, una circunferencia de brazo menor a un percentil de 10, clínicamente debe mostrar palidez de piel, la piel muy reseca, pies y manos hinchados, inflamados, y saber que come muy poco o casi nada, dentro de los parámetros bioquímicos, tener una albúmina sérica menor de 3.5 mg,/colesterol total menor a 160, pre albúmina menor de 15 mg, y contar con una transferrina menor a 180, dentro de los parámetros funcionales verificar que sea un paciente senil independiente, funcionalmente adaptado y activo, o que tenga una dependencia total.

Los parámetros psicológicos son vitales como la depresión, la demencia y la soledad.

¿A qué consecuencias nos lleva una desnutrición en el adulto mayor?

A una declinación funcional, disminución de masa ósea y muscular, disfunción del sistema inmune, retraso en la recuperación postquirúrgica y una alta tasa de hospitalización y readmisión por recaídas.

Es de vital importancia una nutrición adecuada, de lo que desprende dar buena alimentación y aquí les menciono la utilidad y funciones de las vitaminas en la nutrición de un adulto mayor y la importancia de su administración y el uso en su inmunidad.

Inicio con la vitamina C, antioxidante potente, protege de los radicales libres de oxígeno, facilita la movilización del colágeno, ayuda en la función de defensa de los linfocitos y aumenta el complemento vital para defenderse, literalmente aumenta los linfocitos y los anticuerpos para defensa de un cuerpo.

Vitamina D, mejora la diferenciación de los monocitos en macrófagos, y regula la producción de citoquinas antibacterianas, mejorando la inmunidad adaptativa de cada ser humano.

Vitamina A; vital en la inmunidad innata de defensa de un cuerpo, y genera barreras inmunológicas en ojos, piel y en el intestino, es la vitamina A importante para el normal funcionamiento de los linfocitos T y B, así como útil para su diferenciación.

Vitamina E, antioxidante liposoluble y mantiene seguridad en las membranas de los tejidos, la vitamina E ayuda en la funcionalidad en las células T y el factor de necrosis para defensa de un cuerpo.

Vitamina B6, regula la inflamación y juega un papel muy importante en la producción de citoquinas y actividad de factor de necrosis tumoral, aparece en la formación de anticuerpos y linfocitos.

Vitamina B12; formador de factor de necrosis tumoral y de defensa de un cuerpo, función adecuada de los linfocitos L, B y T.

Zinc; antioxidante de mucosas y produce citoquinas, ayudando en la proliferación de linfocitos para la defensa. Hierro; produce igual citoquinas, radicales libres y productos tóxicos de hierro antibacterianos,  crecimiento y diferenciación de los linfocitos.

Selenio; selenoproteínas antioxidantes, ayudando en crecimiento y diferenciación.

Como ve, querido lector, las vitaminas y los oligoelementos son sumamente importantes en la nutrición, para toda la alimentación es fundamental.

Gracias.