¿Qué es la ósmosis inversa y cuáles son sus beneficios?

0
121

La ósmosis inversa es un sistema de purificación de agua utilizado para mejorar el agua para beber, cocinar y otros usos importantes. Este proceso elimina contaminantes extraños, sustancias sólidas, moléculas y minerales que pueden encontrarse en el agua. La eliminación se produce mediante el uso de presión para empujar los residuos a través de membranas especializadas.

 

¿Cómo funciona? Durante la ósmosis regular, una solución diluida pasa a través de una membrana semipermeable y fluye hacia una más concentrada.

 

Otros datos claves para entender el proceso de ósmosis inversa

 

A diferencia de la ósmosis, que es un proceso pasivo, la ósmosis inversa requiere una fuerza externa (presión) para funcionar. La membrana permite que el agua fluya pero bloquea las moléculas más grandes, como los contaminantes.

 

Pero, ¿cuáles son y en qué consisten los pasos de filtración de agua a través de un sistema de ósmosis inversa?

 

Prefiltración

 

El sistema se conecta a las líneas de agua potable y utiliza una bomba de alta presión para impulsar el agua de alimentación.

 

El agua de alimentación pasa a través de una serie de filtros, generalmente a base de carbono, diseñados para “atrapar” sedimentos y depósitos minerales antes de fluir hacia la cámara de ósmosis inversa.

 

Ósmosis inversa

 

En esta etapa el agua de alimentación se empuja a través de la membrana semipermeable.

 

Drenaje y almacenamiento

 

Finalmente, el sistema drena todos los contaminantes, que no quedan atrapados en los filtros en cada etapa, y el agua tratada se almacena en un tanque pequeño hasta que se usa.

 

¿Qué contaminantes comunes son eliminados por ósmosis inversa?

 

  • Sales

 

  • Partículas

 

  • Coloides: moléculas a base de aceite y grasa.

 

  • Bacterias orgánicas

 

  • Pirógenos: sustancias a base de proteínas producidas por bacterias.

 

Beneficios de un purificador de ósmosis inversa

 

Las ventajas que brinda un purificador de ósmosis inversa son numerosas pues retienen virus, bacterias y metales pesados. Pero esos no son sus únicos beneficios. También estos tipos de purificadores:

 

Reducen el contenido de sales del agua. El agua puede contener gran cantidad de sales que, con el paso del tiempo, pueden llegar a deteriorar la salud.

 

Eliminan el sabor a cloro del agua. Consumir agua limpia y sin sabor a cloro es posible instalando un purificador de ósmosis inversa.

 

Pensados para zonas con alta concentración de metales pesados ¿Arsénico, plomo? Aunque suene increíble estos metales suelen estar presentes en el agua. Con un purificador de ósmosis inversa se eliminan al instante.

 

Proveen agua pura y cristalina. Obtener agua de calidad es mucho más fácil y rápido instalando un purificador de ósmosis inversa.

 

Brindan agua ideal para beber, preparar alimentos y biberones. El agua es un recurso que se utiliza a diario. Un purificador de ósmosis inversa garantiza agua saludable en todo momento.

 

Sustituyen al agua embotellada y de garrafón. Al invertir en un purificador de agua te olvidas del agua embotellada. Con tan solo abrir el grifo obtendrás agua limpia, libre de bacterias. Además ahorras presupuesto, recursos y tiempo.