Es el gobierno municipal quien provoca y violenta a los sindicalizados: Soberano

0
139
El líder de los trabajadores municipales, Humberto Soberano Ramírez, llamó a la cordura a la alcaldesa Itzé Camacho, a quien pidió que en lugar de tratar de confrontarse con los trabajadores, mejor busque cómo solucionar los conflictos laborales que ya tiene.

Por Francisco Rivera Cruz

En lugar de atender las solicitudes de la base trabajadora, el gobierno municipal, mal asesorado, confronta con provocaciones y violentando los derechos, aseguró Humberto Soberano Ramírez, secretario general del Sindicato de Empleados al Servicio del Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas.

Afirmó que se quiere hacer presión a través de medios de comunicación y las redes sociales confundiendo a la población que han cumplido sus obligaciones para con los más de 600 sindicalizados, “y hasta sosteniendo que es ilegal lo que hacemos, como el paro laboral de este día (20 de noviembre)”.

Nos deben prestaciones, dijo categórico el secretario general, y del emplazamiento ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, son otras causas, que verifique, lo tienen por escrito, o para qué quiere tantos asesores reciclados, cuestionó.

La realidad que se ha encontrado, prosiguió, es que varias facturas se deben a proveedores por eso no fluye al gobierno local más ropa, calzado o lentes.

Durante entrevista a los medios, Soberano Ramírez dijo que los acusan de Ilegal la suspensión de labores, “pero ellos violentan más”, y comentó que para contribuir a que la calle Nicolás Bravo estuviera despejada ya que por ahí se mandó parte del flujo de vehículos durante el desfile del 20 de Noviembre, al querer estacionar cerca de la llamada Flama los carros del parque vehicular municipal, había cerco de policías y cuatrimotos de la DSPM atravesados.

Esa fue una vil provocación insistió por la tarde al dirigirles un mensaje al concluir el paro laboral. Y quiso recordar que su gestión termina el 4 de diciembre, y hasta el último momento defenderá los derechos laborales y sociales de sus compañeros.

Ahí, manifestó que el problema del gobierno municipal tiene nombre y son Juan Velázquez Suazo y Manuel Esquivel Bejarano, “éste último que sabe nada de finanzas y aun así la alcaldesa María Itzé, le sigue la corriente”. Se trata del Oficial Mayor y Tesorero Municipal.

Enfatizó que sin importar quién esté al frente en el comité sindical después del 4 de diciembre, tiene la certeza que se seguirá defendiendo a la base trabajadora en el Ayuntamiento porteño.

Humberto finalmente pidió a sus compañeros estar a la espera de una nueva convocatoria en la que les informaría si hubiera algún avance “o la misma cerrazón”.