CAMPAMENTO TORTUGUERO DE SOLERA DE AGUA, REALIZA INNOVADOR PROYECTO

0
126
Rafael Lemus Medina, presidente del campamento tortuguero de Solera de Agua, dio a conocer la elaboración de composta, utilizando huevos de tortuga echados a perder o cáscara de los mismos.

* Con huevos de tortuga dañados o cáscara de los mismos, hacen composta para fertilizar huertas de mando y otros frutales.

Por Rafael Rivera Millán

El campamento tortuguero de Solera de Agua, que es manejado por integrantes de El Bejuco en Movimiento, a iniciativa de un ingeniero dueño de la huerta de coco ubicada en la playa de El Malacate de este municipio, donde se encuentra dicho campamento, se ha echado a andar un innovador proyecto para hacer composta que sirve de fertilizante altamente nutritivo para el uso agrícola, reveló en entrevista con este diario, Rafael Lemus Medina, Presidente de dicho campamento.

Señaló que se está utilizando los huevos de tortuga Golfina que se echaron a perder por diferentes circunstancias, o que se “engüeraron” como luego se conoce a esta circunstancia, y la cáscara de los mismos, luego de que nacen las crías del quelonio, para entregárselos a dicha persona que está haciendo composta, revuelta con estiércol de vaca, la que se utiliza en esa tierra arenosa y salada para hacerla más fértil.

Dijo que este es un proyecto innovador que deberían tomarlo los demás campamentos tortugueros que hay en la costa michoacana, ya que el abono que se obtiene sirve para ponerlo a las palmas de coco u otro tipo de árboles frutales. “A ellos les sirve más esto que a nosotros, pues de acuerdo a las reglas de operación de un campamento, los huevos echados a perder y las cáscaras de los mismos cuando se obtiene el nacimiento de tortuguidas, nos indica que debemos enterrarlos en la playa, pero qué mejor que se utilice para hacer más fértil a las parcelas de las playas donde se encuentran nuestros campamentos”, puntualizó.

Indicó que en el caso particular del campamento de Solera de Agua, por circunstancias que para ellos es difícil de comprobar, se les echaron a perder alrededor de 40 mil huevos, quizás por las alturas temperaturas que generó el fenómeno conocido como La Canícula y entonces al ver tanta cantidad de producto del quelonio echado a perder, porque no alcanzaron a eclosionar, uno de los dueños del terreno que es ingeniero agrónomo, les propuso utilizarlos para hacer composta, pues al pudrirse los huevos dañados, producen gusanos que son una fuente muy nutritiva de la composta.

Así dice, luego de obtener el registro en la bitácora respectiva de que tal cantidad de huevos se dañaron por las circunstancias que sean, para comprobar que no se está haciendo mal uso de ellos, se juntan junto con las cáscaras de los que sí lograron eclosionar y se le entregan al ingeniero para producir la composta.

Por otro lado, señaló que en esta temporada se llegará e incluso se rebasará la meta de lograr el nacimiento y liberación de unas 100 mil crías de Golfina y algunas de la especie conocida como Negra, pues a la fecha llevan ya liberadas poco más de 70 mil y todavía hay sembrados más de 40 mil huevos, además de que todavía siguen saliendo tortugas a desovar de la especie Golfina, cuya temporada de arribazón termina en este mes de diciembre y el nacimiento de sus crías seguirá en lo que resta del año, en enero y febrero próximos.

Finalmente recalcó que en el 2020, año en que él concluirá su labor como Presidente del Campamento Tortuguero de Solera de Agua, la meta que se ha fijado es de lograr el nacimiento de 150 mil tortuguitas, una meta muy ambiciosa reitera, “pero pensamos que si lo lograremos, porque ahora ya tenemos forma de irrigar el sitio cuando vuelva a ocurrir el fenómeno de La Canícula, para que no nos ocurra una nueva pérdida de huevos como la de 40 mil que tuvimos en este año”, concluyó.