URGE ARCELORMITTAL RECUPERAR INCENTIVOS OFRECIDOS CON ZEE

0
283
ArcelorMittal anunció que aparte de la inversión de mil millones de dólares para producir rollo de lámina en caliente, está dispuesta a invertir aquí otra cifra similar, si le respetan los incentivos fiscales que se darían para la ZEE.

* El sector siderúrgico vive una crisis económica difícil, pero si se sostienen los incentivos fiscales ofrecidos para el proyecto de ZEE, el consorcio está dispuesto a invertir aquí otros mil millones de dólares más: Víctor M. Cairo.

Por Rafael Rivera Millán

Es necesario y urgente que el actual gobierno federal sostenga al sector empresarial los incentivos fiscales que se ofrecieron con motivo del proyecto de las Zonas Económicas Especiales, para buscar atraer más empresas e inversión al país y en particular a esta región, pues aunque en la industria siderúrgica nacional y se está pasando por momentos difíciles, en donde el panorama para el 2020 no es nada halagador, el consorcio ArcelorMittal está dispuesto a invertir otros mil millones de dólares aparte de la cifra similar que está aplicando en la construcción de la planta laminadora.

Lo anterior fue expresado por Víctor M. Cairo Director Ejecutivo General de ArcelorMittal México, durante su intervención en la firma del acuerdo de la Plataforma Logística México-Asia Pacífico, suscrito por los gobernadores de Colima y Michoacán el pasado martes, y luego en entrevista con este diario, el funcionario de la acerera ratificó que se requiere recuperar esos incentivos fiscales ofrecidos por el gobierno federal anterior y que hasta el momento no se han garantizados por el gobierno de López Obrador.

En la entrevista dijo que se espera concluir la planta laminadora durante el 2020 para que a partir del 2021 comenzar actividad para alcanzar 2.5 millones de toneladas de rollo de lámina en caliente, seguir vendiendo 1.5 millones de toneladas de planchón, y producir 1.5 millones de toneladas de varilla y alambrón, para situarse con una producción anual de 5.5 millones de toneladas en esta región, lo que será muy bueno para Lázaro Cárdenas, porque se incrementará por ejemplo la cantidad diaria de camiones a 250 camiones diarios que se requerirán para transportar el producto vía terrestre para el consumo nacional a lugares centro y norte del país además del uso del ferrocarril.

No obstante refirió que el panorama para el 2020 se presenta muy difícil, con una compresión de los márgenes de ganancia, pues la materia prima está muy cara y los precios están a la baja por la crisis mundial que se vive en el sector, aunque con la firma del tratado de libre comercio entre nuestra nación con Estados Unidos y Canadá, eso es positivo para aliviar un poco esta crisis.

En torno a la entrada de acero de otros países a México a precios muy bajo, dijo que efectivamente se están importando 8.1 millones de toneladas de rollo de acero, así como 2.6 millones de planchón de Rusia y Brasil, pero que afortunadamente para el sector nacional, el gobierno de López Obrador a través de la Secretaría de Economía, implementó la medida o la aplicación de una salvaguarda del 15 por ciento al planchón, que no tenía protección, ya que los estaba haciendo competir contra precios chinos y éramos dijo, los únicos desprotegidos, por lo que se espera que en abril próximo se vuelva a renovar esa salvaguarda.

En el tema de la generación de empleos, Víctor M. Cairo señaló que con la nueva planta laminadora, a partir de su puesta en operación al inicio del 2021, habrá en ArcelorMittal 800 nuevos empleos permanentes y unos 4 mil más indirectos, lo que fa a fortalecer mucho al comercio y la industria en Lázaro Cárdenas, y va a motivar que muchas empresas puedan venir a instalarse aquí, por lo que ya se está buscando invertir en una almacenadora de gas que estará en Pátzcuaro, para garantizar su suministro para no parar actividades, porque el gas es fundamental para la industria siderúrgica. En ello se invertirán unos 35 millones de dólares.

Además dijo que con la Comisión Federal de Electricidad se está trabajando en otro proyecto, una vez que se termine la obra de Tierra Mojada que está en Zapotlanejo, Jalisco, para de ahí “jalar” la energía eléctrica hacia la planta siderúrgica.