CONFÍA CMIC EN QUE SEA UNA REALIDAD EL DESARROLLO DE LA ISLA DE LA PALMA

0
196
Desde el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, se anunció con bombo y platillos el desarrollo de la Isla de La Palma, y a 15 años de ello, se sigue esperando su desarrollo industrial.

* Este podría ser su tiempo, dice el dirigente de los constructores afiliados a la CMIC, Fernando Mandujano.

Por Francisco Rivera Cruz

Si bien cada gobierno estatal ha dicho tener planes para la Isla de La Palma, se confía en que ha llegado el momento de desarrollarla para que aloje empresas y genere empleo, consideró Fernando Mandujano Méndez.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), dijo que hay más razones para creer que esta vez el proyecto de industrializar esa franja cercana al puerto, será realidad, en principio porque hasta hay una subsecretaría trabajando en el tema, la que dirige el exdirector del Puerto, Rubén Medina.

Otras razones, son que los tres niveles de gobierno deben empujar a un solo objetivo y que la Secretaría de Economía (de la federación) ha abierto perspectivas de posibilidad para aterrizar este tipo de proyectos.

La Palma, como nunca, es figura posible de un buen fin, expresó el empresario de la construcción. Narró que precisamente, Rubén Medina, los visitó, y en el acercamiento planteó un panorama halagüeño en el que se ve “todo bien encaminado”.

Ilustró el exdirectivo de la Administración Portuaria, que hay empresas dedicadas a crear ciudades industriales y una de ellas participará en las líneas de un proyecto para la isla, anotó el ingeniero Mandujano.

Hay renovada esperanza de un banderazo a proyecto industrializador, y como sector activo de Puerto Lázaro Cárdenas, “lo vamos a empujar”, comentó, confiando que en los planes y programas, estarán invitados los socios de CMIC.

El parque industrial de la isla de La Palma ha sido por años un proyecto que llevaría a impulsar la industrialización de la entidad. Para este espacio, la ferroviaria Kansas City Southern, tuvo un proyecto de espuelas de trenes y gran inversión, que no aterrizó por faltas de garantías en la disposición de las tierras.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Alfredo Anaya, admitiendo que persisten pendientes con ejidatarios, dijo que la pretensión es convertir a la isla de La Palma en un gran parque industrial, a semejanza de los ubicados en sitios como Silao y León, en Guanajuato, y podrían utilizarse 300 de las 640 hectáreas con que se cuenta.

Mientras que Rubén Medina, respecto de los litigios que mantienen ejidos y comunidades por la propiedad de parte de la superficie de la isla de La Palma, indicó que las 640 hectáreas que abarca se segmentan en 20 polígonos y las intervenciones comenzarían donde no hay conflictos.