FARMACIAS_SIMILARES_CINTILLO_EXTERIOR_JUNIO_2012.jpg

updated 7:14 PM PDT, May 22, 2017

¡Ejecutado y maniatado!

Maniatado y con disparos de arma de fuego en la cabeza, así fue encontrado ayer por la mañana en el camino que conduce del acceso a la autopista Siglo XXI, al Campus de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, un vecino de la colonia Aníbal Ponce de la tenencia de Guacamayas. Maniatado y con disparos de arma de fuego en la cabeza, así fue encontrado ayer por la mañana en el camino que conduce del acceso a la autopista Siglo XXI, al Campus de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, un vecino de la colonia Aníbal Ponce de la tenencia de Guacamayas.

Se trata de Oscar Alejandro G. M., vecino de la Aníbal Ponce, Sector 7 de Guacamayas

Cerca de las seis de la mañana de ayer martes, al acudir a verificar una llamada anónima a los servicios de emergencia, elementos de la Policía Michoacán y de las fuerzas castrenses asentadas en esta región, descubrieron el cuerpo de una persona, la cual había sido ejecutada a balazos, convirtiéndose así en el segundo de los tres homicidios habidos hasta el momento en este mes en esta región, perpetrado con arma de fuego, ya que uno de ellos, el de una mujer, fue por asfixia.

El hallazgo fue en el camino que conduce del acceso a la Autopista Siglo XXI, hacia el Campus de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, ubicada en terrenos de la tenencia de Guacamayas, según versión policiaca.

El ahora occiso tenía disparos de arma de fuego en la cabeza y estaba maniatado, mismo que en un principio estaba como desconocido, pero más tarde ante el Ministerio Público del fuero común en turno de la Fiscalía Regional, fue identificado como Oscar Alejandro G. M., de 37 años de edad, vecino del andador Tlaxcala número 73 del Sector 7 de la colonia Aníbal Ponce de la tenencia de Guacamayas.

Los elementos policiacos y de las fuerzas castrenses acordonaron el sitio a la espera del Agente del Ministerio Público del fuero común en turno, para la realización de las primeras indagatorias de estos hechos de sangre.

Una vez que el Agente del Ministerio Público del fuero común en turno hizo acto de presencia en la escena del crimen, procedió a realizar las primeras diligencias del caso, y al no encontrar ningún documento que hiciera posible la identificación de la víctima, ordenó que su cuerpo fuera enviado al Semefo en calidad de desconocido, para la práctica de la autopsia de ley.

Sin embargo, en el transcurso de ayer mismo, se presentaron familiares del ahora occiso ante la representación social, para identificarlo como ya se dijo anteriormente, reclamando sus restos para darle cristiana sepultura.

Con este suman tres crímenes en lo que va de enero, dos perpetrados a balazos y uno más, el de una mujer que fue privada de la vida por asfixia, en donde por cierto la PGJE ya detuvo la presunto responsable, siendo este la pareja de la víctima.